Las administraciones del archipiélago han condenado este viernes la violencia contra las mujeres tras el fallecimiento de una joven a manos de su marido en la isla de Tenerife.

El jardín del Parlamento de Canarias fue el lugar elegido para recordar con un minuto de silencio a la mujer asesinada en Barranco Grande y que es la última víctima de la violencia de género en Canarias. En lo que va de año han muerto diez féminas, seis de ellas en la provincia tinerfeña

En este homenaje participaron los dos vicepresidentes y la secretaria primera de la Cámara legislativa, Juan Carlos Alemán, Cristina Tavío y María Luisa Zamora, respectivamente.

Asimismo, estaban presentes, la Consejera de Bienestar Social del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, y los diputados que forman parte de la Comisión de Asuntos Sociales, Juventud y Vivienda que interrumpieron la sesión que estaban celebrando para unirse a este acto de homenaje.

De igual forma, el subdelegado del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife, José Antonio Batista, junto a los funcionarios de la Administración General del Estado también guardaron un minuto de silencio por la última victima de violencia de género asesinada anoche en Santa Cruz de Tenerife, L.E.R.