El portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, ha considerado que la consejera madrileña de Educación, Lucía Figar, debería venir a Andalucía para ver cómo se administra la educación pública porque "trapicheos y robos" lo que las políticas del PP están haciendo a la educación pública en la Comunidad de Madrid.

En rueda de prensa, Jiménez ha calificado de "intolerables" las declaraciones de Lucía Figar afirmando que un amigo le dijo que en el mercadillo de Málaga se venden por 50 euros ordenadores del programa Escuela 2.0 pertenecientes a la Junta de Andalucía, y ha criticado que, a estas alturas, todavía no se haya producido una rectificación ni por parte del Gobierno de Comunidad de Madrid ni del PP-A, cuyo presidente, Javier Arenas, no sólo no ha condenado esas palabras, sino que "las ha respaldado".

La consejera de Educación de Madrid, según Jiménez, ha hecho unas declaraciones absolutamente "intolerables" contra Andalucía, la educación pública y las familias andaluzas, de las que piensa que son unas "familias de traperos que nos dedicamos a vender lo que cae en nuestra manos, sea nuestro o no".

"Es de una zafiedad, de una indignidad y de una bajeza el que se pretenda, para hacer política, insultar la honestidad de los andaluces y a las familias y decir que somos todos una partida de ladrones que nos dedicamos a robar para vender en los mercadillos", ha indicado.

En su opinión, de alguna manera, Arenas se sitúa en la misma posición que Figar, y ve, sentando en el caballo, a los andaluces como una "partida de traperos que nos dedicamos a robar en los colegios y a vender en los mercados". "Esa es la imagen que sigue teniendo Arenas desde lo alto del caballo, de los andaluces", ha apuntando.

Ha indicado que en estos momentos hay más de 300.000 ordenadores en el sistema público de educación de Andalucía, que están mejorando la formación de los niños. Jiménez ha apuntando además que hay casi 10.000 aulas tics en la comunidad, no distinguiendo entre educación pública y concertada.

Ha agregado que la andaluza es la escuela pública más modernizada del Estado español, y ha recalcado que las declaraciones de Figar reflejan una "desconsideración hacia la educación pública y hacia las nuevas tecnologías como manera de progreso por parte del Partido Popular", así como un "desprecio absoluto y una desconsideración" hacia las familias andaluzas, a las que poco más o menos se termina calificando de "golfos que se dedican a vender lo que reciben en la educación pública en los mercadillos".

El PP-A está demostrando, según ha agregado, su "incapacidad para defender Andalucía" y que es el partido de la "mala educación", mientras que el PSOE-A es el partido que ha hecho posible en esta tierra una "buena educación".

En la Comunidad de Madrid, según ha precisado el portavoz socialista, se les está "hurtando" a los niños la posibilidad de tener una educación pública de calidad, como está haciendo el PP en todos los sitios donde gobierna.

Según ha apuntando, 112.000 familias de la Comunidad de Madrid no han recibido aún la beca comedor para sus hijos, mientras que se han eliminado 150 rutas de transporte escolar y la beca libre en segundo de Infantil, impidiendo que 55.000 niños puedan tener sus libros de texto, al tiempo que el Gobierno de Esperanza Aguirre se ha llevado por delante 40 millones de euros para la educación universitaria. "Eso sí que significa robar a las familias de la Comunidad de Madrid en sus expectativas de futuro", ha sentenciado Mario Jiménez.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.