El portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, ha reclamado al presidente del PP-A, Javier Arenas, que explique las razones que le llevaron a respaldar, fruto de un "pacto", la posición "ilógica y suicida" del consejo de administración de CajaSur (que fue adjudicada a BBK) de no llegar a un acuerdo con Unicaja y que puede derivar en que ahora 1.000 trabajadores de la entidad cordobesa "acaben en la calle".

En rueda de prensa, Mario Jiménez ha calificado a Arenas y al candidato del PP a la Alcaldía de Córdoba, José Antonio Nieto, como los "padres de esa monstruosidad, que ya ha terminado con la desaparición de CajaSur y que puede terminar con muchos trabajadores cordobeses en la calle por culpa de la irresponsabilidad, de la irracionalidad y por la falta de rigurosidad y seriedad de un político" como el presidente del PP-A, "que no piensa nunca en Andalucía cuando actúa, sino en sus propios intereses".

De otro lado, Mario Jiménez ha valorado el proceso de integración de Cajasol en el SIP de Banca Cívica, apuntando que se trata de una opción viable que permite fortalecer el sector financiero andaluz y que este ocupe un papel importante de centralidad, por cuanto la sede de este estará en Sevilla, con un presidente andaluz.

Ha recalcado que para el Gobierno andaluz y para el PSOE se trata de un "buen proyecto de integración", mientras que ha recalcado que el PP, sin embargo, parece que "no tiene las cosas claras" y se muestra como un "gallinero donde cada uno dice lo que quiere y sin la más mínima coherencia".

Según Mario Jiménez, Arenas, como vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP, no se capaz de poner orden en el partido, ya que se escucha al PP de Navarra pedir explicaciones y cuestionar el proceso de Banca Cívica.

Preguntado sobre si los socialistas consideran que se ha frustrado la posibilidad de una gran caja andaluza, Mario Jiménez ha manifestado que cuando CajaSur decide en su "estrategia suicida" impedir la fusión con Unicaja, de alguna manera, "se estaba alterando una hoja de ruta" en la que teóricamente todo el mundo había coincidido, a raíz de la propuesta del presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

Para Jiménez, la decisión sobre el proyecto de gran caja fue adecuado y respondía a un momento concreto, pero "que hoy lo que hay que hacer es dar una respuesta a las necesidades de las entidades financieras andaluzas y que éstas puedan dar una respuesta a las necesidades de las empresas y de las familias". "Todo lo que sea trabajar en esa línea es lo que tenemos que hacer", ha apuntado Mario Jiménez, para quien la operación de Cajasol en el SIP con Banca Cívica contribuye en ese sentido.

Sobre la situación de Unicaja, el portavoz socialista ha indicado que, sin duda, se queda como la caja plenamente andaluza y tiene mucha fuerza, capacidad y solvencia suficiente como para plantearse "el futuro como quiera", en solitario o en un proceso de integración. "Tiene toda la libertad para tomar la decisión que quiera y desde el PSOE-A, la respetaremos absolutamente", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.