El catedrático y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Luis Serra, ha asegurado este viernes que la declaración de Dieta Mediterránea como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad supone un estímulo para el futuro.

"Fundamentalmente representa un estímulo para mirar el futuro con más optimismo, con más posibilidades de solucionar los problemas que tiene planteada la dieta mediterránea no solamente como hábito alimenticio sino como cultura porque está sufriendo una erosión importante en los últimos años debido a la globalización que estamos sufriendo los países mediterráneos", subrayó en declaraciones a Europa Press.

Asimismo, Serra señaló que para el equipo que ha trabajado en este proceso supone "una satisfacción muy grande", ya que el proceso ha llevado "muchos años".

Aceite de oliva

Respecto a un alimento que caracteriza la Dieta Mediterránea, Serra se refirió al aceite de oliva, del que dijo "es muy importante" porque con este se está ingiriendo "el 20 por ciento" de las calorías que se necesita diariamente.

Por ello, consideró "básico" escoger un buen aceite de oliva aunque "no es único", ya que también destacó la importancia de las verduras, las frutas, los frutos secos que "cada vez están cogiendo más preponderancia", o el pescado. "Son muchos alimentos y mucha tradición y platos detrás de ello", subrayó.

En cuanto a si con la declaración de Dieta Mediterránea como Patrimonio Cultural Inmaterial de Humanidad España ocupa la primera posición a la hora de comer, Serra señaló que a nivel gastronómico "España está a la cabeza mundial".

Añadió que ello conlleva un "boom turístico importantísimo". Serra, a modo de ejemplo de por qué lidera España el ámbito gastronómico, subrayó que muestra de ello son Ferrán Adriá o Santi Santamaría, "grandes cocineros que está poniendo a España a nivel mundial y, en definitiva, a la Dieta Mediterránea".

Sin embargo, como handicap matizó que los cocineros españoles reconocidos mundialmente "no cocina para la gente del pueblo", lo que afirmó preocupa no porque los ciudadanos no pueden seguir, normalmente por desconocimiento no por poder adquisitivo", unos hábitos alimentarios saludables. Ante ello, consideró que "ahí es donde deben trabajar".

"Es evidente que todo suma y que los cocineros están haciendo una labor magnífica pero que conviene que el target, la diana real, son los colectivos más desfavorecidos", resaltó el también catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

La dieta mediterránea

La Dieta Mediterránea, según informa la Fundación, es una práctica social basada en un conjunto de conocimientos y tradiciones que engloban desde el paisaje hasta la cocina, uniendo en la cuenca mediterránea las áreas de la agricultura, pesca, conservación, preparación (cocinar) y el consumo.

Todo ello, se da tanto en la vida diaria como en las fiestas, así como al calendario estacional que marca la naturaleza y los signos religiosos.

Asimismo se asemeja el proceso de comer a un ritual donde predomina el intercambio social y la comunicación, apuntando que la Dieta Mediterránea destaca por sus beneficios para la salud y la calidad de vida.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.