El portavoz de Pesca del Grupo Parlamentario Popular, José Manuel Balseiro, ha reclamado este viernes que el furtivismo reincidente sea elevado a la categoría de delito penal y, para esta reforma del Código Penal, ha demando "sensibilidad" al Gobierno central.

Ha justificado esta petición, que se tramitará en la Cámara y para la cual ha solicitado el apoyo de los grupos, en que el furtivismo es "una amenaza" para los recursos marinos y para la sostenibilidad del sector que, de manera "legal", se dedica a la extracción de pescado y marisco. Por ello, en rueda de prensa, ha incidido en que "esta lacra debe desaparecer" y ha defendido que el endurecimiento de las penas para "dar respuesta a los que esquilman el futuro del mar y atentan contra la calidad de vida de los profesionales"

"La Administración debe proteger a los que trabajan de una manera honrada y civilizada", ha insistido el diputado del PP, quien ha explicado que su iniciativa parte de "la reflexión serena" del sector, ya que quienes "roban el futuro a miles de honrados profesionales" se enfrentan únicamente a "una simple falta". Además, según ha desvelado, se amparan "en trucos y subterfugios como declararse insolventes" para no hacer frente al pago de las multas —que oscilan entre 30 y 15.000 euros—.

Otras medidas, como la retirada de licencias y la incautación de barcos también "son eludidas" por los furtivos, ya que muchas veces no cuentan con este tipo de propiedades, por lo que se debe evitar que "la acción ilegal del furtivismo sea impune", puesto que también constituye "un problema de seguridad" tras "ataques a los bienes de organizaciones y cofradías".

Negativa de caamaño

Preguntado acerca de la opinión contraria del ministro de Justicia, Francisco Caamaño, a endurecer las penas, Balseiro ha recordado la procedencia gallega del titular del departamento estatal para evidenciar que "desconoce la realidad" de los pescadores y mariscadores pese a "su vinculación a una zona marinera".

No obstante, ha interpretado que los socialistas gallegos "podrán informarle" de la situación y de que la lucha contra el furtivismo es "una de las prioridades más claras" de la Xunta. Esta actitud viene motivada, a su juicio, a que durante la etapa de Gobierno bipartito se creó "el caldo de cultivo" apropiado para la "proliferación" de la acción de los furtivos, dada la "pasividad" de socialistas y nacionalistas frente a esta cuestión.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.