Proyecto Hombre atiende actualmente en Málaga a unos 200 menores, de entre 13 y 18 años, por problemas con las drogas, especialmente con el cannabis y con el alcohol, según ha informado el director de Proyecto Hombre, Juan José Soriano, durante la inauguración de las jornadas conmemorativas del XXV aniversario del organismo.

Ha explicado que estos jóvenes acuden porque se han iniciado en el consumo de estas sustancias, aunque ha alertado de un nuevo perfil de jóvenes, que son los que acuden por problemas de comportamiento, desarrollando, por ejemplo, actitudes agresivas.

Soriano ha indicado que, según los datos, el 94 por ciento de los menores consume alcohol habitualmente con consentimiento paterno, por lo que ha abogado por la educación y por la formación de la juventud para prevenir el consumo, ya que, tal y como ha explicado, ese consumo se produce porque la droga "está más accesible que nunca" y porque "la percepción de riesgo por parte de los jóvenes ha disminuido muchísimo".

Asimismo, ha explicado que a lo largo de los 25 años han pasado por los distintos recursos de Proyecto Hombre en Andalucía más de 52.000 personas, y actualmente, la cocaína sigue siendo la droga más consumida entre las personas adultas, mientras que entre los jóvenes, "que por desgracia cada vez acuden más a nuestros recursos", es el cannabis y el alcohol.

En relación con el perfil del consumidor, Soriano ha asegurado que ha cambiado ya que cuando se puso en marcha Proyecto Hombre era de una persona muy desarraigada y desestructurada, que carecía de formación, que consumía heroína y que "era una persona muy visible" a la sociedad; mientras que actualmente el consumidor "se ha hecho invisible", y se caracteriza por ser una persona de entre 25 y 35 años, que tiene trabajo, que está integrado en la sociedad y que consume, principalmente, cocaína.

Al acto de inauguración han asistido además de Soriano, el presidente de la Diputación Provincial, Salvador Pendón; la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, María Gámez; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el obispo de Málaga, Jesús Catalá; y el vicepresidente de fundación Cesma Proyecto Hombre, Juan Serrano. TRABAJO

Serrano ha recordado la larga trayectoria de Proyecto Hombre, asegurando que tuvo "un inicio de andadura con ilusión pero con escasos medios", aunque "poco a poco fuimos consiguiendo prestigio y reconocimiento" para que el trabajo fuera considerado como "serio y efectivo".

Así, según los datos aportados por Serrano, tras 25 años se ha pasado de seis trabajadores iniciales a 38 actualmente, de 30 personas atendidas a más de 650 en 2009 y, además, ha finalizado con éxito el programa y han vencido el problema de adicciones unas 1.854 personas. INSTITUCIONES

Por su parte, Pendón ha asegurado que es "absolutamente imprescindible" la labor de Proyecto Hombre, ya que con su trabajo "cubren las lagunas que a veces dejamos las instituciones públicas" y ha indicado que la adicción "disminuye el criterio de la persona, limita su libertad y por tanto, la libertad de la sociedad".

"Trabajar con el objetivo de erradicar esas adicciones es hacerlo en beneficio de la calidad democrática", ha matizado el presidente de la Diputación, al tiempo que se ha mostrado convencido de que las jornadas "van a contribuir a seguir fortaleciendo la labor de Proyecto Hombre".

"éxito y héroes"

Por su parte, la delegada del Gobierno andaluz en Málaga ha manifestado que "el éxito" de un proyecto no se debe medir en años sino en el número de personas atendidas.

"El éxito de una organización se mide en esas personas, en cada una de ellas, y con una sólo de ellas ya hubiera tenido éxito Proyecto Hombre, porque sacar a una persona de las garras de las adicciones o de las dependencias ya justifica el éxito de toda una organización", ha manifestado Gámez.

Asimismo, ha resaltado el trabajo las personas que se dedican a Proyecto Hombre, a quienes ha llamado "héroes", puesto que "han sacrificado su tiempo, su energía y sus sentimientos en dedicarse a ayudar a los demás". "Son héroes de carne y hueso que, quizá no tengan superpoderes, pero sí son capaces de tener un poder extraordinario para ayudar a los demás", ha precisado Gámez.

"paraíso artificial"

El regidor malagueño ha abogado por conseguir que los valores que hay que impregnar a la juventud vayan en la dirección de prevenir, fortalecer y educar para que esos jóvenes no vean con "normalidad el problema y para que no encuentren que sólo se puede ser feliz con el paraíso artificial de la droga".

"La felicidad es algo mucho más hermoso, más importante que el paraíso artificial de la droga, como la felicidad de ser útil a los demás o la que sentís en vuestro trabajo, que es inmensamente más hermosa e importante que la felicidad efímera que da la droga y que deja un vacío, una resaca, una salud quebrantada y una dependencia", ha manifestado el alcalde.

De la Torre ha calificado de "hermosísimo" la colaboración en el proyecto de las personas que "lograron salir de la dependencia y esclavitud" de las drogas, por que "queréis colaborar a que otros salgan del infierno de la droga y que otros no entre en él". Para De la Torre, uno de los objetivos es conseguir que baje la estadística de personas atendidas porque eso significa que hay menos casos, para lo que, a juicio de la Torre, "hay que esforzarse en la prevención y todos tenemos que colaborar con ello". FAMILIA

Por su parte, el obispo de Málaga y presidente de la Fundación Cesma Proyecto Hombre ha asegurado que habría menos personas "desestructuradas" si la sociedad "valorara y apoyara más con leyes y con costumbres a la familia", por lo que ha pedido a las autoridades que se replanteen el tema, ya que, a su juicio, "cuanto más se favorezca a la familia y se le apoye mejor se pueden desarrollar los miembros de la misma".

Asimismo, ha explicado que el propósito de Proyecto Hombre es "reestructurar personalidades que han tenido problemas, que son débiles, que han sido manipuladas, que no han tenido un crecimiento adecuado o que han vivido en ambientes que no les a favorecido la maduración como personas humanas", entre otros aspectos.

Las jornadas, las cuales De la Torre ha calificado de "motivadoras para seguir con el trabajo", serán un encuentro de reflexión sobre el trabajo desarrollado en Proyecto Hombre y que servirán también para "tomar experiencias de los ponentes". Al encuentro han acudido personas procedentes de distintos puntos de Andalucía, Japón y México, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Málaga.