El papel de las regiones en Europa con la aplicación del Tratado de Lisboa, un papel aún por desarrollar, la revisión del presupuesto comunitario en 2013 y su incidencia en las políticas de cohesión, y la Estrategia europea 2020 para propiciar un crecimiento sostenible e integrador en la Unión, serán los principales retos de la red de Regiones con Poder Legislativo (REGLEG) para los próximos años 2011 y 2012.

Así lo han explicado este viernes en rueda de prensa el director de la Oficina de Aragón en Bruselas, Pedro García, el representante de la región de Bruselas capital, Pascal Goergen, y la presidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Alcaldía de Viena, Elisabeth Vitouch, tras participar en la segunda y última sesión de la XI Conferencia de presidentes de REGLEG, celebrada en Zaragoza y en la que Aragón ha traspasado la Presidencia de la Red a la región de Bruselas capital, en 2011, y Viena, en 2012. La red está formada por 73 regiones europeas con competencias legislativas de 8 países miembros de la UE.

Pedro García ha indicado que en los dos días de debate representantes de regiones europeas con poder legislativo han analizado los retos de futuro para las regiones en el ámbito de la Unión Europea, después de una Presidencia aragonesa de la red que ha estado "marcada" por la crisis y la incorporación del Tratado de Lisboa.

Así, se han fijado los retos en "tres horizontes": 2013, con la revisión del presupuesto comunitario y su incidencia en las políticas de cohesión; la Estrategia europea 2020, que busca un "crecimiento sostenible, inteligente e integrador de la UE", una meta en la que "las regiones tenemos algo que decir"; y 2030, como año en el que "afrontaremos la 'Europa completa'".

Además, en la Conferencia se ha estudiado la incidencia de las regiones en el Tratado de Lisboa que "abre una nueva dimensión regional y muchos interrogantes", ha remarcado García, al advertir de que "tras un año de aplicación del Tratado la participación de las regiones aún está por desarrollar".

En este sentido, ha asegurado que "se abren muchas posibilidades" para las regiones, "pero hay que desarrollarlas tanto en la fase prelegislativa" para establecer cómo las regiones "podemos expresar nuestros intereses cuando se hacen normas en el Parlamento Europeo", como en la fase postlegislativa, porque "si hay algún fallo, el control de la subsidiariedad, somos responsables finalmente" como administraciones más cercanas a los ciudadanos. En ambos casos "debemos responder a esos retos", ha subrayado.

Presidencia de bruselas

Por su parte, el representante de la región de Bruselas capital, Pascal Goergen, ha agradecido el trabajo desarrollado por Aragón en el último año como presidenta de la REGLEG y ha apuntado que en la Presidencia que ahora asume Bruselas, el próximo año, "una de las prioridades será la política de cohesión.

También serán "prioridades importantes para la REGLEG la Estrategia 2020 y la multigobernanza, sin olvidar la visibilidad de la red y el trabajo en común que podemos hacer con el Comité de las Regiones y el Parlamento Europeo". En esta nueva etapa, "el trío regional" Aragón-Bruselas-Viena en la red REGLEG "dará continuidad y estabilidad a la red para llevar adelante nuestros trabajos.

Clausura de la xi conferencia

En la segunda sesión de la XI Conferencia de REGLEG, el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha pasado el testigo de la Presidencia al delegado de la región de Bruselas Capital, Pascal Goergen, y a la representante de Viena, Elisabeth Vitouch, ciudad que asumirá la presidencia en 2012.

En su intervención, Iglesias ha destacado el "importante papel" que van a desempeñar las regiones en la construcción de la UE. Un papel que se va a ver incrementado porque, ha añadido, "somos representantes, no únicos pero sí necesarios, de uno de los valores fundamentales de construcción europea en los últimos sesenta años: el pluralismo".

Por último, el embajador en Misión Especial para Proyectos en el Marco de la Integración Europea del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación del Gobierno de España, Carlos Carnero, ha incidido en que "gracias al Tratado de Lisboa somos una Unión más democrática y eficaz", así como ha observado como "por primera vez se reconoce el papel que las regiones ya juegan y deben jugar" en el futuro en Europa.

En este sentido, ha recordado que las regiones, "con los municipios, son la primera frontera de la Unión Europea y, por eso, su papel es imprescindible". Carnero ha destacado que España "es un país que reconoce y que está en la vanguardia" a la hora de impulsar el papel de las regiones en Europa, dado que "la España democrática de hoy sería imposible sin el papel de las Comunidades autónomas".

Declaración de zaragoza

Los desafíos de futuro analizados esta semana en la XI Conferencia de REGLEG han sido recogidos en la 'Declaración de Zaragoza', documento basado en el último año de trabajo y en que el se destaca "cómo han sabido responder las regiones con poder legislativo al Tratado de Lisboa" y cómo no sólo "aportamos demandas en cada reto, sino que aportamos también soluciones y mostramos nuestro compromiso hacia esos retos", ha apuntado Pedro García.

De esta forma, los objetivos hasta 2013 se centrarán en la cohesión, la revisión presupuestaria, la estabilidad presupuestaria y las perspectivas financieras. Entre otras cuestiones, las regiones de la REGLEG recuerdan que el presupuesto de la Unión Europea "proporciona instrumentos para implementar los programas" de la UE.

Por ello, los presidentes de la REGLEG hacen "un llamamiento" a las instituciones para que "tomen nota" de que son las regiones las que ejecutan frecuentemente los programas de la UE, por lo que "se ha de mantener ese enfoque regional y debe plasmarse en todos los documentos y estrategias de la Comisión".

Asimismo, los socios de la red instan a que se mantengan los fondos estructurales actuales, "que han de seguir siendo la base de la política de cohesión, y a que sigan teniendo en cuenta las diferentes necesidades de desarrollo" de las regiones, con el objetivo de "implementar el principio esencial de solidaridad y cohesión territorial".

También solicitan a la Comisión Europea una propuesta sobre mecanismos que permitan participar a las regiones con poder legislativo en el proceso de toma de decisiones relacionado con la nueva gobernanza económica, al entender que, para cumplir con los objetivos de coordinación de la política económica, "la UE tiene que implicar proporcionalmente a las regiones".

Además, desean que la adopción del próximo marco financiero plurianual "de un impulso sostenible" a la Política de Cohesión y que se asignen recursos "suficientes" del presupuesto de la UE para apoyar un desarrollo territorial equilibrado en Europa.

PRIORIDADES 2020 Y 2030

Entre los retos para 2020, la 'Declaración de Zaragoza' fija como "prioridad" para Europa salir de la crisis y los presidentes de la REGLEG expresan su apoyo a la propuesta del Parlamento Europeo y del Comité de las Regiones sobre el establecimiento de un Pacto Territorial para Europa 2020 que estimule la contribución de las regiones al éxito de sus objetivos.

Respecto al horizonte 2030, entre otros puntos, la REGLEG considera de "vital importancia" dar una mayor transparencia y precisión a la forma en que se comunica la toma de decisiones políticas en la UE, una tarea en la que las regiones europeas "deben asumir un papel de liderazgo".

Los presidentes de la red REGLEG también cree que las regiones con poder legislativo "contribuirán al llamamiento para el liderazgo político y una agenda sólida para reformar la UE, con el fin de salvar para el año 2030 la brecha entre el poder potencial de Europa y su poder real" a nivel mundial.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.