El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha lamentado la muerte del poeta malagueño Alfonso Canales, Premio Nacional de Literatura en 1956, y ha considerado que se trata de "una gran pérdida para la cultura de Málaga, una pérdida irreparable", porque era "un extraordinario poeta y un hombre excepcional". No obstante, como ha subrayado, "tenemos el consuelo de que su obra es inmortal".

"Su obra queda para siempre y es una obra de la que no sólo él se puede sentir orgulloso, sino su familia, sus amigos y toda la ciudad", ha afirmado. "Es uno de los más grandes poetas que ha tenido nuestra ciudad", ha señalado, por lo que su muerte "es una auténtica pena, una noticia tristísima".

Más aún, el regidor malagueño ha destacado que Canales era "un hombre excepcional, amante de los libros". Precisamente, ha hecho referencia a su biblioteca, con más de 100.000 volúmenes, que "es una demostración de ese amor e interés por la cultura".

Los restos mortales del poeta malagueño, que falleció ayer a los 87 años, recibirán sepultura a las 17.30 horas de este viernes en el cementerio de San Gabriel, en Málaga capital.

Galardonado también con el Premio de la Crítica en 1973, Canales recibió la Medalla de Oro de la Provincia de Málaga y el título de Hijo Predilecto de la ciudad.

El poeta ejerció también la abogacía; de hecho, era doctor en Derecho, y en 2005 fue investido doctor honoris causa por la Universidad de Málaga (UMA). Presidió, además, la Academia de Bellas Artes de San Telmo de Málaga durante 20 años.

Consulta aquí más noticias de Málaga.