La acusación particular que ejerce el Sindicato Unificado de Policía (SUP) solicitará cinco años de prisión y entre seis y diez de inhabilitación absoluta para el actual jefe de los Tedax de la Policía en la provincia de Sevilla por desvelar datos sobre las circunstancias en las que fue hallado el cadáver de un subordinado.

En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de que el escrito de acusación ya ha sido elaborado por parte de la representación jurídica del SUP, aunque no será hasta el próximo martes cuando lo presente ante el Juzgado de Instrucción número 14 de la capital hispalense, que emitió recientemente un auto de apertura de juicio oral contra el encartado por un presunto delito de revelación de secretos.

De este modo, las mismas fuentes han precisado que, en su escrito de acusación, el SUP pide para el acusado cinco años de prisión, entre seis y diez años de inhabilitación y el pago de 30.000 euros tanto a la madre como a la hija del fallecido por los daños morales causados, solicitando que, para asegurar este pago, el encartado aporte un aval o se proceda al embargo de sus bienes inmuebles.

El caso parte de una denuncia interpuesta por el Sindicato Unificado de Policía (SUP), que fue estimada por el juez instructor Manuel Ignacio Centeno argumentando para ello que el jefe provincial de los Tedax difundió a través de la intranet y "por otros medios informáticos y documentales a diversos mandos policiales" información sobre las circunstancias en que fue hallado el cuerpo de J.A.D..

De este modo, con anterioridad a su muerte el imputado habría mantenido un supuesto enfrentamiento con su subordinado, que falleció hace ya tres años de un infarto, tras una enfermedad depresiva, en un establecimiento hotelero de la provincia de Huelva.

El secretario general del SUP en Andalucía, Manuel Espino, ya aseveró a Europa Press que el imputado, no solo ha seguido en su puesto, sino que fue condecorado con motivo del último Día de la Policía, todo lo cual "constituye una falta de sensibilidad" y un "escarnio para el resto de policías que se juegan la vida todos los días", como los agentes que salvaron la vida el pasado mes de febrero a varios ancianos durante el incendio de un geriátrico.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.