Las obras de construcción de la Ciudad de la Música terminarán a finales del próximo mes de junio. De esta manera, su equipamiento se llevará a cabo durante los meses estivales y las instalaciones entrarán en servicio de cara al curso académico 2011-2012.

El consejero de Educación, Alberto Catalán, ha visitado los trabajos de construcción del nuevo espacio, ubicado en el barrio pamplonés de Mendebaldea, que avanzan según el ritmo previsto.

En la visita, le han acompañado los directores generales de Formación Profesional y Universidades, Pedro José González, y de Inspección y Servicios, Patxi Esparza, así como los directores del Conservatorio Superior de Navarra, Carmen Arbizu, y del Conservatorio Profesional Pablo Sarasate de Pamplona, Julio Escauriaza.

Catalán ha destacado que este proyecto va a poner "armonía y la nota muy alta" en lo que se refiere a las enseñanzas musicales superiores que se imparten en la Comunidad foral.

La estructura de los edificios está prácticamente finalizada. Las actuaciones se centran ahora en la impermeabilización y relleno de la plaza exterior, y en los trabajos de tabiquería, carpintería e instalaciones de electricidad, fontanería y climatización en el interior. Trabajan una media de 170 empleados en su construcción.

Debido al uso tan específico al que va destinado, se está prestando especial atención al acondicionamiento acústico. La metodología principal consiste en la constitución de una caja flotante y estanca dentro de otra mayor, es decir, la creación de un cubo dentro de otro.

El diseño de todas las estancias se ha realizado mediante simulaciones por ordenador. El espacio que ha exigido un análisis más exhaustivo ha sido el auditorio, que tiene capacidad para 400 personas.

La ciudad de la música

La Ciudad de la Música es una de las actuaciones prioritarias recogidas en el Plan Navarra 2012, dotada con 21,2 millones de euros. Su construcción se inició el 13 de octubre de 2009, con el acto de colocación de la primera piedra. Una vez finalizada, integrará en una misma área las enseñanzas musicales de grado medio y superior, actualmente distribuidas en dos edificios ubicados en las calles Mayor y Aoiz de Pamplona, respectivamente.

El espacio constará de dos edificios en forma de cubo, uno dedicado al Conservatorio Superior y otro al Conservatorio Profesional Pablo Sarasate. Cada uno tendrá su propio acceso desde una plaza exterior que servirá de punto de encuentro. Las diferentes dotaciones se distribuirán en cuatro alturas: sótano, planta baja y dos pisos.

Según recoge el proyecto, el Conservatorio Superior dispondrá de seis aulas colectivas, una biblioteca, una mediateca, una secretaría, una conserjería - reprografía, aseos y anteaseos, 25 aulas instrumentales, 25 cabinas de estudio, 25 aulas de música de cámara, cinco salas de órgano, una sala de profesores, ocho de departamentos, dos de visita, una de percusión, una de órgano, otra de informática, dos camerinos, tres camerinos individuales, un auditorio (patio de butacas, escenario, anteescenario y patio de butacas superior), un despacho asociado, un laboratorio electroacústico, un archivo, una cabina de grabación, dos salas de coro-orquesta, un aula de movimiento, vestuario de personal y un cuarto de instalaciones.

Por su parte, el Conservatorio Profesional constará de seis aulas colectivas, una biblioteca, una sala de informática, un archivo, una secretaría, 25 aulas de música, 35 aulas de instrumental, aseos y anteaseos, dos salas de visitas, conserjería, reprografía, 25 cabinas de estudio, una sala de profesores, ochos despachos-departamentos, dos salas de conjunto, dos de coro-orquesta, dos de percusión, siete de órgano, una de acompañamientos, dos para la asociación de alumnos, dos almacenes, cuarto de instalaciones, circulaciones y patio. El solar tiene una superficie de 15.550 metros cuadrados. El proyecto ha sido redactado por los arquitectos Fernández Militino y Tellechea, y las obras están siendo ejecutadas por la empresa Construcciones ACR.

Más de 800 ALUMNOS

Un total de 808 alumnos están matriculados durante este curso 2010-2011 en el Conservatorio Superior de Música de Navarra y en el Conservatorio Profesional de Música "Pablo Sarasate" de Pamplona. De ellos, 305 estudian en el superior y 503 en el profesional. Además, 48 alumnos están matriculados en el Conservatorio Municipal "Fernando Remacha" de Tudela, de manera que el número total de alumnos matriculados en los conservatorios de la Comunidad Foral asciende a 856.

A ellos hay que sumarles los cerca de 12.000 alumnos que acuden a las escuelas de música. En el registro del Departamento de Educación, figuran más de 50 escuelas, de las que 48 son municipales. Durante el curso pasado 2009-2010, un total de 11.826 personas cursaron sus estudios musicales en estos centros, de los cuales 10.981 lo h

Consulta aquí más noticias de Navarra.