El presidente de Urbe y promotor, José Luis Miguel, ha afirmado este viernes que los precios de las viviendas no van a caer más porque va a haber demanda, y ha augurado que en 2012 habrá expectativas de recuperación generalizadas, "lo que no significa que se vaya a volver a la situación de 2006", ha puntualizado.

Miguel se ha pronunciado en estos términos en una rueda de prensa en Feria Valencia, donde desde este viernes se desarrolla la Feria Inmobiliaria del Mediterráneo (Urbe). Allí, un total de 32 promotoras y entidades financieras darán a conocer hasta el domingo su oferta residencial, que incluye inmuebles con rebajas de hasta el 40 por ciento y descuentos adicionales de 6.000 euros por adquirir una vivienda durante el certamen.

Sobre la situación del sector inmobiliario, Miguel se ha mostrado bastante optimista y ha aseverado que la tendencia "está cambiando, y va a cambiar". Así, desde el punto de vista de la oferta, ha señalado que en 2011 empezará a haber un inicio de promociones, sobre todo en las zonas en las que se crea empleo neto; y en 2012 habrá más expectativas de recuperación generalizadas.

En cuanto a la demanda, ha expuesto que en 2010 todavía hay bastante demanda de inversión especulativa; en 2011 los inversores internacionales empezarán a ver un incremento de precios en Europa, y España es un país en el que la vivienda tendrá los precios relativamente bajos; por último, en 2012, la expectativa de recuperación será generalizada y empezarán a hacerse ya las compras normales, "hablando siempre de demanda estructural", ha matizado.

En este ámbito, ha puesto como ejemplo de recuperación que la venta de casas a residentes extranjeros y no residentes ha crecido un 13 por ciento en Valencia desde el tercer trimestre de 2009 hasta el segundo de 2010. "Somos los primeros que hemos reaccionado en este aspecto, los demás no han repuntado o de una manera insignificante", ha puntualizado. Sólo Murcia ha crecido un 10 por ciento.

Al ser preguntado por si el precio de la vivienda iba a seguir bajando, ha indicado que no porque habrá demanda. "Las tendencias —ha agregado— nos dicen que los precios no van a caer más en líneas generales. Eso no significa que en algunas zonas en las que se genera poco empleo, donde hay poca demanda, aún haya cierto margen a que los precios caigan un poco, en torno al cinco por ciento en términos reales".

En este sentido, al ser interpelado por si los promotores no tienen miedo a que los clientes se esperen a 2012 a comprar más viviendas ante la posibilidad de un cambio de gobierno que modifique las bonificaciones, ha señalado que no porque entiende que la Administración pública "no se puede permitir el lujo, con las fuertes medidas impuestas por Europa, de no tener esos ingresos". "Desde luego que lo pueden hacer, pero creo que no va a pasar", ha dicho.

No obstante, ante este panorama, ha recomendado a las personas o familias que se quieren comprar una vivienda que, teniendo en cuenta la bonificación fiscal, que concluye este año, "ahora es un buen momento" para hacerlo.

Transacciones y stocks

Miguel se ha referido a las transacciones de viviendas y ha señalado que en este aspecto ya se ha registrado un cambio de tendencia, puesto que se cerrará el año con 350.000 viviendas en transacciones efectuadas de vivienda nueva frente a las 225.000 del año anterior —según datos nacionales—.

Respecto al stock, ha indicado que "ya se está produciendo una absorción en términos netos que empezará a ser más notoria el año que viene en lo referente a la primera residencia preferente". Ésta es, según ha aclarado, "la que está en las mejores ubicaciones, en las ciudades donde más empleo se genera y donde más capacidad de absorción de oferta existe". Así, los datos indican, según ha dicho, que en 2012 ya no habrá stock de este tipo de vivienda, "ya se habrá consumido".

En cuanto al stock en la segunda residencia —de obra nueva—, ésta empezará a absorberse en 2012; y la primera residencia residual comenzará a consumirse en 2013. De esta forma, en el conjunto de toda la vivienda nueva "quedará un stock técnico de unas 175.000 en 2015".

Consulta aquí más noticias de Valencia.