El fiscal pide que se condene a cuatro años y medio de cárcel a un trabajador de la empresa Santa Bárbara Sistemas de Oviedo, en cuyo domicilio fue hallado un arsenal integrado por ocho pistolas, cinco revólveres y abundante munición.

Según consta en las conclusiones provisionales del Ministerio Público, las investigaciones se iniciaron a raíz del suicidio de una persona con una pistola que había sido comprada como inutilizada por el acusado, quién la manipuló para que funcionara correctamente.

En el registro de su domicilio los agentes encontraron un total de ocho pistolas de distintos modelos, capacitadas todas ellas para el disparo, cinco revólveres y más de 5.000 cartuchos de distintos calibres, así como tres silenciadores.

Igualmente, se ocuparon piezas de armas, herramientas, cargadores y fundas que el acusado fue sustrayendo de la fábrica, aprovechando su condición de trabajador como oficial de primera.

El hombre, de 43 años, vecino de Oviedo, está acusado de un delito de depósito de armas de fuego reglamentadas y de otro de hurto continuado, por los que será juzgado el lunes, 22 de noviembre, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo.

Consulta aquí más noticias de Asturias.