Un centenar de ganaderos protesta ante Lactalis en Valladolid por el pago de la leche por debajo del coste

Rogamos sustituyan por ésta la anterior información sobre el mismo tema, ya que en el cuarto párrafo por error se cita al coordinador de COAG cuando debería poner UCCL. A continuación se reproduce la información correcta. Gracias.
Concentración de ganaderos de vacuno de leche ante Lactalis en Valladolid.
Concentración de ganaderos de vacuno de leche ante Lactalis en Valladolid.
UCCL

Rogamos sustituyan por ésta la anterior información sobre el mismo tema, ya que en el cuarto párrafo por error se cita al coordinador de COAG cuando debería poner UCCL. A continuación se reproduce la información correcta. Gracias. Un centenar de ganaderos protesta ante Lactalis en Valladolid por el pago de la leche por debajo del coste de producción

Alrededor de un centenar de ganaderos convocados por UCCL se concentró este viernes frente a la fábrica de Lactalis en Valladolid en protesta por el bajo precio que se paga por la leche, inferior incluso que a los costes de producción, por lo que reclaman acuerdos que eviten más cierres de explotaciones.

Los ganaderos se concentraron al mediodía a las puertas de la empresa, a la que consideran principal culpable de la situación, ante una destacada presencia policial y allí instalaron carteles y repartieron panfletos en los que se informaba de las marcas de Lactalis y después se pregunta al consumidor si quiere ser "cómplice" y le invita a no comprar sus productos.

Además de hacer sonar pequeñas vuvuzelas y tirar petardos, los ganaderos derramaron varios litros de leche y lanzaron envases de productos de la empresa al interior de las instalaciones, tras lo que prendieron fuego a los carteles que instalaron en las puertas de la empresa y quemaron ejemplares del periódico que publica la organización agraria.

El coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, explicó que ésta es una primera movilización de denuncia por la situación que pasan los ganaderos, ya que la leche tiene un coste aproximado de producción de 35 céntimos y se paga a 29.

González Palacín considera la principal culpable de esta situación a Lactalis, de capital francés y con marcas tan conocidas como Puleva y Lauki, que actualmente es el primer operador en la península y cuyas últimas compras las "pagan" los ganaderos.

El coordinador de UCCL explicó que "no es comprensible" que en Francia se pague el litro a 36 céntimos de euro y en España además de pagarse por debajo se tenga que importar leche, ya que se producen seis millones de toneladas y se consumen nueve.

Cerrar contratos

Como solución a esta situación, el responsable de la organización agraria apostó por reunir a la industria y a los ganaderos para que lleguen a acuerdos que garanticen una rentabilidad, algo que en Francia se ha hecho y se está cumpliendo. "Es hora de madurar, sentarse, hablar y formalizar contratos", dijo.

A este respecto, afirmó que la situación no puede durar mucho tiempo porque muchas explotaciones "no pueden aguantar" y cree que no es algo "descabellado" y por eso abogó por empezar a formalizar contratos tipo a primeros de enero con una duración de un año.

González Palacín definió a los ganaderos de vacuno de leche como los "esclavos" del siglo XXI porque además del bajo precio que perciben los ganaderos no pueden vender la cuota de leche que tienen y en la que han invertido de media 30.000 euros.

El responsable de UCCL indicó que se pretende "castigar" al principal responsable de la situación e hizo un llamamiento al "boicot" de todos los productos de Lactalis, que además utiliza la leche "como reclamo" y vende a pérdidas, algo ilegal que supone ejercer una presión que se traslada a los ganaderos.

Por su parte, la responsable del sector vacuno en UCCL, Adoración Martín, aseguró que las explotaciones "no aguantan más" porque llevan dos años con esta situación y cree que el "gran verdugo" también es la empresa francesa, que además amenaza con no recoger la leche o con exigencias higiénico sanitarias, etcétera.

Además, a todo ello se suma la última subida de pienso "y las vacas no dan más de sí, pero los ganaderos tampoco" y estima que muchas explotaciones pueden estar abocadas al cierre en tres o seis meses.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento