El concejal de Movilidad, José Hila, ha afirmado que la implantación de los 58 autobuses de gas natural que pretende comprar el Consistorio supondría un ahorro anual entre combustible y mantenimiento de 1,9 millones anuales, que a lo largo de los diez años de vida de estos vehículos ascendería a 19 millones de euros, una cifra próxima al coste de compra de los mismos.

Estos datos forman parte de las conclusiones de un proyecto europeo de intercambio de experiencias en el que ha participado la EMT de Palma de evaluación de los beneficios del gas natural frente al gasoil. Los resultados del mismo han sido presentados este viernes por Hila en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por la directora de la EMT de Palma, Fuensanta París.

Para la elaboración de este estudio el Ayuntamiento ha controlado el nivel de emisiones, costes, consumo o ruido, entre otros factores, de los 12 autobuses de gas con los que cuenta actualmente la EMT de Palma de los 195 que componen el total de su flota.

Hila ha destacado entre las conclusiones del estudio que, además de un ahorro económico, esta tecnología también implica una mejora medioambiental. En este sentido, ha indicado que con los 58 autobuses que se pretenden adquirir se dejarían de emitir a la atmósfera cada año cerca de 145 toneladas de nitratos, dos de partículas sólidas en suspensión y más de 60 toneladas de monóxido de carbono. Estas sustancias son los principales agentes contaminantes de la salud.

El edil ha subrayado que el estudio también ha evaluado la repercusión que tendría para la salud y su coste para el Sistema Nacional de salud (SNS) esta reducción de las emisiones. Así, ha apuntado que los 58 autobuses de gas natural supondrían un ahorro de 450.000 euros anuales en gastos médicos asociados a la contaminación atmosférica de la ciudad. En diez años esta cifra aumentaría hasta los 3,7 millones de euros.

Además, este tipo de autobuses reducen en un 72 por ciento el ruido fuera del vehículo y en un 88 por ciento en el interior del mismo. Asimismo, Paris ha apostillado que, mientras el consumo energético de los autobuses de gasoil se incrementa entre un 7 y 9 por ciento en verano (por el uso del aire acondicionado), en uno de gas natural aumenta tan sólo entre un 3 y un 4 por ciento.

Hila ha concluido que la utilización de buses de gas natural tiene unos beneficios "contrastados" frente a los de gasoil, por lo que ha indicado que el Ayuntamiento "debe dar ejemplo" y apostar por esta tecnología "de futuro". "La EMT puede prestar el mismo servicio que hoy, o mejor, con costes más bajos", ha asegurado el responsable de Movilidad municipal.

Negociación para la compra de autobuses

Hila ha informado de que el equipo de gobierno mantiene las negociaciones abiertas con los grupos de la oposición respecto a la posible compra de los nuevos autobuses que el Consistorio quiere adquirir.

En este sentido, ha señalado que el equipo de gobierno considera que esta adquisición de vehículos supondría una "mejora" para la flota de la EMT, mientras que al PP "le da igual" y con UM la negociación está "abierta". El edil ha puntualizado que para el mes de diciembre de este año ya debería haberse tomado una decisión al respecto.