El rector de la Universidad de Murcia (UMU), José Antonio Cobacho, ha presentado este viernes el convenio de colaboración con la Asociación para la Conservación del Patrimonio de la Huerta de Murcia (Huermur) en virtud del cual se establecen acuerdos para el asesoramiento, investigación y formación en el ámbito del patrimonio cultural, medio ambiente y sostenibilidad y ordenación territorial.

Entre las actividades que este acuerdo propicia destaca la realización y financiación conjunta de proyectos de investigación, publicaciones en aquellas áreas que se consideren de interés común, cooperación al desarrollo de programas de difusión y concienciación social, desarrollo de cursos de formación, realización de prácticas de alumnos o intercambio de información y documentación.

En el acto de firma del convenio marco de colaboración entre la UMU y Huermur estuvieron presentes, además, el presidente de la Asociación, José Antonio Moreno Micol, y algunos miembros de la misma, como Ángeles Moreno Micol y Pedro Jesús Fernández Ruiz.

El presidente de Huermur, asociación formada por regantes y ciudadanos "preocupados por la destrucción y degradación que viene sufriendo la huerta de Murcia", cree posible "la convivencia entre la ciudad y su entorno, siendo un recurso favorable para la actividad económica y la creación de empleo dentro de un desarrollo sostenible".

Para ello, considera necesario "fomentar la unión de todas aquellas personas e instituciones preocupadas en la conservación de ese espacio agrario, seña de identidad del municipio y la Región de Murcia".

Moreno Micol esta convencido de que el paisaje "es un elemento clave para el bienestar individual y social, y que su protección, gestión y ordenación implican derechos y responsabilidades para todos, con el fin de que las futuras generaciones sigan disfrutándolos".

El representante de Huermur considera a la huerta "como un paisaje de gran calidad donde se conservan importantes valores culturales, medioambientales y socioeconómicos, rico en biodiversidad y en patrimonio cultural que tenemos la obligación de mantener y mejorar, puesto que en la actualidad actúa como sumidero de CO2, reserva de suelo fértil y lugar necesario para el disfrute de los ciudadanos".

"Para la conservación de este valioso paisaje cultural -continuaba- es imprescindible la participación de la comunidad educativa, especialmente la de esta institución con la que pretendemos realizar actividades de investigación, formación y divulgación de los valores de la Huerta de Murcia".

En este sentido, la asociación se ha apoyado desde el principio "en el trabajo y asesoramiento de profesores, catedráticos e investigadores de la UMU, y con la firma de este convenio esperamos que se refuerce ese apoyo y se impulse el conocimiento sobre la huerta como un espacio de grandes posibilidades", añadía.

Consulta aquí más noticias de Murcia.