El subdelegado del Gobierno de España en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, José Antonio Batista, ha informado este viernes que el pasado 1 de agosto en la Sala de la Policía Nacional se registró una llamada por una discusión entre la mujer fallecida —por las heridas tras ser apuñalada— este viernes presuntamente a manos de su marido, que fue investigada pero que no conllevó una posterior denuncia de la víctima.

Batista ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación que la llamada informaba de una "discusión de pareja" y que los agentes de la Policía tomaron declaración, pero ambos restaron importancia a lo sucedido. "La víctima no denuncia, aunque sí se instruye el atestado y se pone en conocimiento del Juzgado de Violencia y la Fiscalía", dijo para recordar que en el sistema VioGen, aplicación donde se registran todos los casos de violencia de género, estaba detallado este episodio, pero con la especificación de que no había habido una denuncia.

El subdelegado además recordó que con esta muerte, ya van diez en la Comunidad Autónoma de Canarias, de las que seis se han dado en la provincia de Santa Cruz. Asimismo ha informado de que la mujer, española, tenía 32 años "y murió asesinada presuntamente por su marido" poco después de las 04.10 horas de este viernes.

Dos hijos

Según los datos del subdelegado, la pareja tenía dos hijos, uno de 6 y otro de 8 años. El agresor es un joven 37 años, que se dio a la fuga. La Policía Nacional y la Guardia Civil lo localizaron en el Polígono industrial de Güímar y después de esto él ahora detenido emprendió la fuga por la autopista TF-1 en dirección contraria. Comenzó en el punto kilométrico 19 y fue detenido en el 15. Aclaró Batista que en su huída provocó dos accidentes, en los que no hubo que lamentar víctimas.

Dos delitos

El hombre detenido ha sido imputado por dos delitos: conducción temeraria y homicidio. Tras ser trasladado a las dependencias de la Guardia Civil será llevado a las del Cuerpo Nacional de Policía y posteriormente se pondrá a disposición judicial.

Batista también ha informado que en estos momentos se indaga sobre la situación procedimental del atestado en el juzgado abierto el pasado mes de agosto.

"No hay que hacer responsable a la víctima", ha defendido el subdelegado quien además expuso que de los casos que se han dado en la provincia de Santa Cruz de Tenerife en ninguno había denuncia. Aquí especificó que en el que se produjo en el barrio santacrucero de Taco, sí había una orden de protección, "pero sobre otro agresor, no con el que acabó con su vida y fue de oficio".

Ante esto, Batista recalcó la importancia de denunciar. "Un caso denunciado tiene infinitos más riesgos para la mujer que los no denunciados", ha finalizado.