El Govern ha considerado "grotesca" la actitud del PP en materia presupuestaria, porque al mismo tiempo exige recorte y control de las Cuentas para 2011 y también un aumento del gasto público, mientras que el Ejecutivo autonómico ha creído "imposible" que puedan alcanzar "cualquier tipo de acuerdo" con los 'populares', una vez votaron en contra, el pasado martes en el Parlament, el Proyecto de Ley con el que pretendían aumentar los impuestos a las rentas más altas.

Así lo ha manifestado el conseller de Economía y Hacienda, Carles Manera, tras el Consell de Govern, quien, también, ha asegurado que están "escaldados" con la postura de la oposición sobre temas económicos en el Parlament porque, por un lado, pidieron, con Proposiciones No de Ley, un incremento del presupuesto en 300 millones de euros, y, por otra, que éste se recortara.

En este sentido, Manera ha apostillado que no puede "cuadrar círculos" y ha insistido en que la prórroga de las Cuentas autonómicas se debe a que no creen que puedan aprobarlos por la situación de minoría del Govern en la Cámara y que "no tienen garantía" de que se puedan negociar la cuestión de los impuestos con la oposición. (

Habrá ampliación)