El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha anunciado que su formación va a solicitar la creación de una comisión de investigación en el Parlamento de Andalucía respecto a las últimas irregularidades detectadas en los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de la empresa Mercasevilla, lo que ha considerado "un escandalazo", que a medida que se va conociendo "más se agrava".

Durante su intervención ante los medios tras presidir en Sevilla una reunión sobre política de vivienda, Arenas ha dicho que el PP andaluz es "optimista" al realizar esta petición, después de que no se celebre una comisión de investigación en la Cámara andaluza desde hace 15 años. "Tenemos un gobierno con 70 u 80 observatorios, lo que le lleva a ser el más observador pero el menos investigador", ha agregado.

En esta línea, el líder del PP-A, que ha destacado que el grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Sevilla también ha demandado una comisión de investigación en la corporación local, ha apuntado que su formación también va a solicitar información, a través del artículo 7 del Reglamento de la Cámara, sobre todos aquellos ERE que se hayan aprobado en la comunidad autónoma, "dado que la experiencia de los de Mercasevilla es gloriosa".

"Los más de millón cien mil parados tienen que estar llevándose las manos a la cabeza con las barbaridades que se están haciendo con dinero público vinculado al empleo", ha afirmado Arenas, quien ha criticado "la cantidad de veces" que la Junta de Andalucía ha dicho en el Parlamento andaluz que "nada tenía que ver con el caso Mercasevilla".

Pide a griñán que "dé la cara"

Preguntado por si cree que detrás de los últimos acontecimientos que se han dado a conocer pueda haber una presunta financiación ilegal del PSOE, Arenas ha respondido que es una persona "muy cauta" y que no hace acusaciones sin tener información al respecto. No obstante, ha querido dejar claro que no descarta nada por tratarse de un "escándalo monumental, cuyo desenlace ya iremos viendo".

Asimismo, ha considerado que este asunto "cada vez es más feo" y tiene "más implicaciones", por lo que, a su juicio, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, tiene que "dar la cara" y responder, por ejemplo, a por qué mantuvo durante "tantos meses" al que fuera delegado de Empleo de la Junta, Antonio Rivas, imputado por este caso. "Que por una vez en su vida, además de hacerse fotos con los niños saharauis, esté donde tiene que estar", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.