El diputado nacional del PP Ignacio Cosidó ha asegurado que la Ley estatal contra la Violencia de Género "no ha funcionado", y ha puesto frente a esta situación la nueva normativa riojana, que se está tramitando en el Parlamento regional, "que es la más avanzada, vanguardista y completa".

La Comisión Nacional de Interior del PP, que preside Cosidó, se ha reunido este viernes en Logroño para conocer la Ley autonómica contra la violencia de género. El presidente del PP riojano, Pedro Sanz, ha sido el encargado de presentar el texto.

De este modo, Sanz ha reseñado que "es curioso que hace 1 ó 2 años, en un momento de especial tensión y presión al Gobierno central por los casos de violencia de género, Zapatero anunció que se iba a convocar una Conferencia de Presidentes sobre el tema, trasladando a las Comunidades Autónomas la responsabilidad compartida".

"Nunca más se supo, nunca se convocó la reunión, como es habitual, lo que nos lleva a pensar que fue un intento de desviar la atención y de salir del paso de lo que realmente ocurre en el país", ha dicho el también presidente de la comunidad.

Sin embargo, Sanz se ha mostrado preocupado "porque la violencia de género cada vía aumenta, mientras hay pocas reacciones del Gobierno central". Frente a ello, "el Gobierno de La Rioja se plantea proyectos que lleven a buscar la prevención, la protección y la coordinación institucional para amparar a las víctimas".

En esta línea, el mandatario regional ha señalado que "el proyecto de Ley de La Rioja es vanguardista, incluyendo conceptos nuevos dentro de la vida familiar y escolar, unos entornos en los que no hay muchos casos de momento, pero sí se van detectando más situaciones de violencia, por lo que hay que anticiparse".

Sanz ha apuntado que, en concreto, en el año 2009, se dieron en La Rioja 3 supuestos de acoso escolar y 57 casos de violencia intrafamiliar, mientras que, en lo que va de 2010, los casos de violencia intrafamiliar ya ascienden a 66.

"La Ley busca, sobre todo, la recuperación integral de las víctimas, anímica y social; la atención rápida a la detección de las situaciones de violencia, con los instrumentos de la administración; la apuesta por la actuación en el ámbito intrafamiliar y escolar; y la coordinación y planificación, con un Plan Sectorial en estos ámbitos y con una Comisión de Coordinación de protocolos", ha detallado.

A todo ello, ha sumado el presidente del PP riojano "que la norma contempla ante todo, una actuación integral y participativa de toda la sociedad, una actuación que sea preventiva y, especialmente, protectora con la víctima y coordinadora de las instituciones implicadas".

"máxima prioridad".

Todos estos aspectos subrayados por Sanz hacen que la Ley de La Rioja sea, en opinión de Ignacio Cosidó, "la más avanzada y vanguardista; la más completa porque no sólo habla de violencia de género, sino de más tipos de violencia; y eficaz, porque va a servir para proteger a las víctimas".

El diputado popular ha recalcado que "la lucha contra la violencia es la máxima prioridad de la política de seguridad del PP" y, entre ellos, ha incidido en que "los delitos contra las personas son los que ocupan la mayor atención".

En esta línea, ha apuntado que, en los últimos años, los casos de violencia contra las personas "contra su libertad, su integridad o su vida", han aumentado un 50%, hasta sumar en el año 2009 un total de 105.000 denuncias. De ellas, 60.000 fueron casos relacionados específicamente con la violencia contra la mujer.

Cosidó ha incidido en que, desde la entrada en vigor de la Ley estatal, en 2005 "que se nos vendió como la panacea", casi 400 mujeres han muerto "y, en lo que llevamos de este año 2010, hasta el día 16 de noviembre, ya había 62 víctimas mortales, más que las asesinadas en 2005".

"Estas cifras dan una clara sensación de que la política que el Gobierno central ha tratado de imponer en esta materia, con esta Ley, no ha funcionado", ha afirmado el diputado, quien ha señalado, además, que, "del total de denuncias, otras 40.000 fueron por otros delitos, y entre ellos, preocupan los casos de denuncias de padres contra hijos".

Así, en 2009 se presentaron 9.000 de estas denuncias, "1.000 más que en el ejercicio anterior", lo que constituye "un fenómeno inquietante", a lo que ha unido que "la violencia se da en edades cada vez más tempranas", con un aumento del 50% en denuncias a menores de 14 años, y más denuncias también en el ámbito escolar y a ancianos.

Frente a estas situaciones, Cosidó ha reseñado que las propuestas del PP pasan por "incorporar dentro de la Ley contra la Violencia de Género los malos tratos a menores" y, especialmente, incidir en "la prevención facilitando las denuncias, evitando por ejemplo la doble declaración, un trámite en el que un 20% de mujeres se retiran".

"De cada diez mujeres muertas, 7 no habían denunciado", ha citado Cosidó, quien también se ha referido a los casos de mujeres extranjeras, "con tres veces más casos" y, sobre todo, las que están en situación irregular, "con 6 veces más casos", para las que ha planteado que "una vez que denuncien, que no se incoe de inmediato expediente de expulsión".

Ha abogado, por último, por mejorar la protección "porque el Gobierno central ha dedicado 5 millones para unos 5.000 brazaletes electrónicos" de los que, según sus datos, "sólo un 10% están funcionando". "Algo está fallando", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.