El borrador de los Presupuestos Generales de la Consejería de Política Social, Mujer e Inmigración para 2011 contemplan reducir un 82 por ciento el dinero destinado a la Federación de Asociaciones Murcianas de Personas con Discapacidad Física y/u Orgánica (Famdif/Cocemfe) respecto a 2010, lo que supondría "la desaparición de la Federación y de las 16 asociaciones que la componen, de forma que sus hasta 30.000 usuarios discapacitados dejarían de beneficiarse de sus servicios".

En concreto, la Federación pasará de recibir 829.423 euros en 2010 a 156.500 euros en 2011, tal y como recoge el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma del 2011, según ha informado en rueda de prensa Carmen Gil, la presidenta de Famdif, que es una ONG declarada de utilidad pública que trabaja desde hace más de 30 años para la normalización e integración de las personas con discapacidad física y orgánica.

Aunque Gil explicó que todavía se trata de un borrador, si llegara a aprobarse en la Asamblea Regional supondría "la supresión de los servicios que se prestan a las personas con discapacidad física y orgánica de la Región, así como el despido de 92 profesionales que trabajan para las distintas asociaciones, el cierre de las mismas y la desaparición del movimiento asociativo de las personas con discapacidad física y orgánica".

Para evitar estas consecuencias, Famdif ha solicitado por carta una reunión con el consejero del ramo, Joaquín Bascuñana, aunque ya han tenido oportunidad a lo largo del último año de trasladarle la situación crítica y "al límite" que experimenta la Federación. Además, han pedido reunirse con el presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, el secretario general del PP en la Región, Miguel Ángel Cámara, y al Defensor del Pueblo, José Pablo Ruiz Abellán.

Gil dijo tener esperanza en que estas conversaciones consigan cambiar el contenido del borrador de los Presupuestos y, de no ser así, no descartó futuras movilizaciones de todas las asociaciones que componen la Federación.

Y es que las aportaciones de las distintas administraciones supone hasta un elevado porcentaje de las subvenciones que recibe Famdif, que se tiene que hacer cargo del pago del 15 por ciento restante de los programas con el dinero que recibe a través de fundaciones, iniciativas privadas, cenas benéficas y otras acciones.

En este sentido, Gil anunció que Famdif está en vías de hacer un análisis exhaustivo, a través de su comisiones internas, para analizar todas y cada una de las líneas de financiación que reciben a través de diversas entidades.

Este recorte se suma a las "importantísimas" mermas que ya ha sufrido el colectivo de la discapacidad física y orgánica en la "práctica totalidad de las subvenciones que se recibían e, incluso, la desaparición de ciertas convocatorias por parte de distintos ayuntamientos, la Consejería de Sanidad, Política Social y Educación, entre otras".

De hecho, en 2010 ya se produjo una reducción en un seis por ciento el convenio con la Consejería de Política Social para el mantenimiento de centros y servicios, así como la supresión total de las aportaciones económicas destinadas a la adquisición, construcción, remodelación y equipamiento de las entidades.

Por lo tanto, las asociaciones tuvieron que hacer un esfuerzo "muy importante, tanto económico como humano y material, para poder sacar sus proyectos adelante y continuar prestando los servicios que desde sus asociados y la población con discapacidad física y orgánica en general se estaban demandando tradicionalmente".

Otras reducciones

"Por si esto no fuera suficiente, en el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2011 desaparecen totalmente las partidas presupuestarias destinadas a las ayudas periódicas e individualizadas para los discapacitados de la Región, que en 2010 contaban con una asignación de 900.000 y 760.000 euros respectivamente", censuró.

Estas otras disminuciones, que suman un total de 1,5 millones de euros, supone que las personas con discapacidad "no van a poder acceder a ayudas para recibir tratamientos de rehabilitación, eliminación de barreras arquitectónicas en el hogar y adquisición de ayudas técnicas como grúas y camas terapéuticas, que hasta ahora recibían directamente del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS)", explicó.

Gil, quien dijo ser conseciente de la grave crisis económica, criticó que esta situación "no puede ni debe repercutir de una manera tan drástica en nuestro colectivo". Así, explicó que la organización confederal de personas discapacitadas a nivel nacional "está sorprendida" con el recorte de la Consejería de Política Social "que tradicionalmente era receptiva y colaboraba".

Al respecto, señaló que los Presupuestos de la Comunidad para el 2011 "contiene una subida importante en las partidas correspondientes a la atención de personas dependientes, según la Ley 39/2006, en virtud de la cual, los dependientes van a recibir recursos en forma de prestaciones y servicios".

No obstante, reprochó que "se está confundiendo e intentando fusionar incomprensiblemente discapacidad con dependencia", puesto que las personas dependientes "son personas con discapacidad, pero una persona con discapacidad no es necesariamente dependiente". De hecho, destacó que Famdif "defiende y trabaja por lograr la autonomía e independencia de sus usuarios".

"No se puede obviar el hecho de que los servicios que ofrecen las asociaciones que integran Famdif y que son fundamentales para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, son prestados por las asociaciones, en tanto en cuanto la Administración regional no los cubre y, además, con un coste muy inferior al que le supondría al Gobierno autonómico", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Murcia.