La secretaria xeral para o Turismo, Carmen Pardo, ha acusado este viernes a los ayuntamientos de A Coruña, Santiago y Vigo de "romper la baraja" de la negociación de rutas aéreas en el seno del Comité de Rutas y ha criticado la "extorsión" practicada, según su opinión, por la compañía de bajo coste Ryanair hacia la Xunta.

Así lo ha indicado la secretaria xeral en respuesta a una pregunta de la diputada del BNG Carme Adán en comisión parlamentaria para cuestionar la política que desarrollará la Xunta durante 2011 en lo referido a la promoción de líneas aéreas de bajo coste.

En concreto, durante su exposición de motivos, Carme Adán ha recordado los problemas surgidos dentro del Comité de Rutas, que rompió sus negociaciones esta semana, y ha criticado que se esté produciendo en este momento el "mayor localismo" y la "mayor duplicidad" registrada en la Comunidad en este ámbito.

Tras reiterar la necesidad de que los aeropuertos "sean transferidos a Galicia" como competencia, Carme Adán ha asegurado que el Comité de Rutas "no escuchó" en su momento las "demandas" del Ayuntamiento de Vigo, cuyos ciudadanos se sienten "preocupados" por esta cuestión, y ha acusado a la Xunta de llevar "año y medio de potenciación de los localismos" entre Santiago, A Coruña y Vigo.

Romper la baraja

En su respuesta, Carmen Pardo ha apuntado que fueron los ayuntamientos los que en su momento "rompieron la baraja" de la negociación y que han puesto, ya desde el pasado año, "trabas para intentar ocultar su pésima gestión".

En este sentido, la secretaria xeral ha recordado que la Xunta de Galicia se hizo cargo este año de una deuda de 450.000 euros con la compañía Ryanair y otros 625.000 con Vueling de convenios "no pagados" por los ayuntamientos.

Carmen Pardo ha criticado así la "actitud intolerante de los Ayuntamientos" en estas negociaciones y ha rechazado particularmente la actitud de Vigo, dado que sus representantes en la Comisión Técnica del Comité "llegaron a un acuerdo" y "después —el alcalde— Abel Caballero, llegó al Consello Xeral y dijo donde dije digo, digo Diego". "EXTORSIÓN"

Ante las críticas del BNG por el convenio de patrocinio con Vueling y los efectos que podría suponer la retirada a partir del mes de enero de los tres enlaces internacionales de Ryanair desde Santiago, Carmen Pardo ha acusado a la compañía irlandesa de bajo coste de "amenazas" y "extorsión" a la Xunta.

En particular, Pardo ha asegurado que las consecuencias que la Ryanair asegura que se producirán tras la retirada de los vuelos —perdida de 150 puestos de trabajo y 150.000 pasajeros anuales— "no tienen ningún rigor".

En contraposición, elogió el convenio alcanzado el pasado año con Vueling, dado que este año la compañía continuará con algunas de sus rutas sin necesidad de patrocinio publicitario de la Xunta. "Los expertos y las propias aerolíneas dicen que es casi imposible que después de una única temporada un vuelo resulte rentable, y por primera vez en la historia de un patrocinio publicitario una compañía, después de una única temporada de apoyo, se va a quedar sin contraprestación", ha destacado Pardo. NEGOCIACIÓN

Tras la rotura de negociaciones en el Comité de Rutas, la Xunta se "verá obligada" ahora a "tomar decisiones" e iniciar las negociaciones con las compañías bajo la premisa de "desarrollar el mismo mapa de rutas que en 2010" y con "menos fondos" gracias a la "continuidad sin coste" de algunos vuelos.

Ante esto, Carmen Adán ha criticado la posibilidad de que la implantación de vuelos low cost sin financiación de la Xunta en algunos aeropuertos establezca una "duplicidad" con lo planteado en otros desde el Ejecutivo.

Sobre esta cuestión, la secretaria xeral ha reiterado su filosofía de plantear Galicia como "un destino" con "tres terminales" aunque ha advertido de que "otra cosa es que las compañías, sin ninguna ayuda, quieran instalarse en otros aeropuertos, porque no se puede interferir en el mercado".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.