Este lunes comenzarán las obras en el revellín de Santa Ana, el revellín más cercano a la avenida del Ejército de cuantos componen la Ciudadela. Será la última de las restauraciones previstas en una de las defensas del recinto fortificado de Pamplona.

Desde principios de semana comenzará a vallarse el espacio y se instalarán las casetas de obra para acometer el tratamiento de los 3.481 m2 de superficie sobre los que se va a actuar (439 m2 de camino cubierto; 1.538 m2 de contraescarpa y 1.503 m2 de revellín propiamente dicho), según ha informado el Ayuntamiento de Pamplona en un comunicado.

Esta restauración, que está previsto que dure alrededor de 8 meses, es fruto de un acuerdo entre Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra, a través de a través de la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra, dentro del Plan Navarra 2012. En principio la inversión será de 462.000 euros este año y de 1,3 millones el año que viene.

Los primeros trabajos en realizarse en el revellín Santa Ana, también llamado de San Fermín (siglo XVII), serán los de desbroce de la vegetación y limpiado de los lienzos de murallas. A partir de ahí comenzará vislumbrar el perfíl original de las defensas y se podrá reconstruir. La UTE encargada de las obras es 'Santa Ana ALZ' (Aranguren/Leache/Zubillaga). Durante las obras se protegerán los elementos vegetales de las áreas de vegetación que se vayan a conservar

Consulta aquí más noticias de Navarra.