El presidente del PP cántabro, Ignacio Diego, ha asegurado este viernes que el cese de Pablo Coto como presidente del Consejo Económico y Social (CES) debió producirse en el año 2008 y ha recalcado que si no se hizo entonces es porque "todo el Gobierno es Pablo Coto" y veía "normal" los gastos del máximo responsable del CES.

"Mientras no pongan las cuentas sobre la mesa, los cántabros pensamos que Revilla es Pablo Coto y, con él, todos los consejeros", ha aseverado Diego en respuesta a preguntas de los periodistas a propósito de la decisión del Gobierno de cesar al hasta ahora presidente del CES.

El líder de los 'populares' cántabros ha subrayado que las cuentas dicen que "los excesos" en el seno del Consejo Económico y Social "se venían produciendo desde el año 2008 de manera disparatada" y, por tanto, el cese debió acordarse "cuando se tuvo conocimiento por parte del Gobierno de todos esos abusos".

Lo que ocurre, a su juicio, es que en el Gobierno "no les extrañaban" esos gastos porque posiblemente se repite el mismo "despilfarro" en algunas consejerías y empresas públicas.

De hecho, ha destacado que "ésa es la razón del ocultamiento" de los gastos de las empresas públicas y se ha mostrado convencido de que si se conocieran algunos de esos gastos se entendería por qué no se cesó a Coto en 2008: "porque lo veían normal, porque probablemente lo hacen ellos" y "porque todo el Gobierno es Pablo Coto".

Diego ha señalado directamente al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, y al consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, porque, a su juicio, tenían "perfecto conocimiento desde hace más de dos años, pero lo veían normal". "Por eso no ha habido ceses hasta que lo han sabido los cántabros", y entonces lo que era "normal" se ha convertido en un "exceso, un abuso y un insulto a la inteligencia", ha enfatizado.

Revilla es "cómplice"

Para el presidente del PP, Revilla es "cómplice", porque "era conocedor y ocultador de todo ello", y él, como máximo responsable del Gobierno, debería ser quien llevara en su caso el asunto a la Fiscalía.

En este sentido, ha rechazado que el PP ponga los datos en conocimiento de la Fiscalía, como ha hecho otro partido extraparlamentario, y ha recalcado que el Partido Popular "está en el ámbito político" y va a seguir en él.

"Si alguien debiera llevar esto a la Fiscalía, debiera ser el responsable máximo del Gobierno. Si realmente Revilla está escandalizado, hubiera sido Revilla el que lo habría llevado a la Fiscalía", ha apostillado Diego, quien ha recordado que en su discurso de investidura el presidente comprometió la "honestidad" de todo su Gobierno y el CES es parte de él.

"Coto es Revilla y Revilla es Coto, y si alguien tiene que llevar a Coto a la Fiscalía no es otro que el responsable máximo del Gobierno", ha insistido.

Por último, el presidente del PP ha criticado que a la "permisividad" en los gastos se suman además los encargos de estudios y análisis a Coto "generosamente" pagados desde algunas consejerías, que completaban su "magnífico sueldo" como presidente del CES y los "gastos que se le permitían y no llamaban la atención del Gobierno".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.