Bodegas San Prudencio lanza al mercado el primer vino de uva helada amparado por la DOC Rioja, con el nombre de 'Malizia', que procede de la vendimia realizada el pasado mes de enero en una extensión de viñedos ubicada en el Monte Laturce, en el término municipal de Clavijo.

Según explica el enólogo y propietario de la bodega Rubén Sáez, "un terreno reservado por la bodega y que contó con el visto bueno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja (DOC Rioja) para realizar la vendimia fuera del período habitual, ya que hay que esperar a que existan temperaturas entre 8 y 12 º bajo cero para llevar a cabo la recolección de la uva".

La vendimia se desarrolló el día 12 de enero de 2010, aunque la maduración de la uva se produjo en su año natural, 2009, en unas viñas situadas en las faldas del Monte Laturce, a 800 metros de altitud.

Hay que recordar que el provecho del viñedo cuando se pretende obtener un vino de vendimia tardía, es inferior a la normal, de este modo Malizia se logró con rendimientos de entre 15 y 20 por ciento por kilo de uva, cuando lo habitual son tantos por cientos del setenta.

El tipo de transformación de la baya helada sigue el proceso ancestral utilizado en la vinificación de los Ice Wine (vino de hielo), propios de Alemania, Austria y Canadá. Procediendo a la recogida del fruto en condiciones de temperatura extrema, se consigue mantener el agua existente en el interior del grano en grado de congelación.

El prensado se realiza de inmediato, a pie de viñedo, con el fin de obtener el mosto concentrado, rico en azúcares. Tras una fermentación lenta en barricas de roble francés a temperaturas inferiores a 15 grados, se lleva a cabo la maceración en barrica sobre lías durante seis meses.

Es la segunda vez que Bodegas San Prudencio elabora un vino de estas características, pero la primera vez que es amparado por la DOC Rioja. Ante la excelente comercialización obtenida por 'Malizia' 2008, los hermanos Sáenz López han incluido en sus planes de producción este tipo de vinos exclusivos y por eso no han dudado en sacar la nueva añada al mercado.

'Malizia' se distribuye en establecimientos de alta restauración y tiendas delicatesen. Las 2.000 botellas se comercializarán en el mercado nacional y en el internacional, llegando a países como China, incluida la ciudad de Hong-Kong, Holanda, México o Estados Unidos.

La innovación y el desarrollo constante para atraer a nuevos consumidores, han permitido a los gestores de Bodegas San Prudencio producir este producto original y exclusivo, cuyo precio por botella es de 30 euros.

Bodegas San Prudencio se encuentra en Moreda (Álava) y sus viñedos están amparados por la DOC Rioja. La bodega cuanta con vinos de gama alta, Cónclave Reserva y Cónclave Esencia. Otra de las marcas es Envite. Este vino se comercializa desde 2005 siendo un vino que descansa en barricas de roble francés y americano al menos un año. Envite se encuentra como vino joven y crianza y en sus variedades de blanco y rosado.

La empresa vitivinícola responde al impulso lanzado por los hermanos Sáenz López, quienes realizan la supervisión integral del proceso de elaboración y envejecimiento de los vinos.

El nombre de la bodega se relaciona con el monasterio de San Prudencio, un edificio histórico cuyas ruinas se pueden admirar en Clavijo, en las faldas del monte Laturce. La familia Sáenz López es originaria, precisamente, de esta localidad de La Rioja.

En una pequeña bodega familiar, Rubén López aprendió a conocer el ciclo vegetativo de la vid y a elaborar vino. Sin olvidar las exigencias de un mercado cada vez más exigente y finalista, Rubén Sáenz completa sus conocimientos de la industria del vino con estudios superiores, siendo licenciado en Químicas y en Enología por la Universidad de La Rioja.

Tras obtener el primer vino en la Bodega Monte Laturce, Cueto, en 2001, los hermanos Sáenz López adquirieron Bodegas San Prudencio cuatro años más tarde, en 2005, una empresa ligada directamente a la posibilidad de cultivar unos viñedos de máxima confianza, en los que se encuentran las variedades más tradicionales de la Denominación Origen Ca. Rioja: tempranillo, garnacha, mazuelo y graciano.

En la actualidad, los propietarios de Bodegas San Prudencio cultivan 85 hectáreas de viñedos y su producción alcanza más del medio millón de kilos de uva.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.