Grupo de amigos tomando el aperitivo
Grupo de amigos tomando el aperitivo. ARCHIVO

Más de la mitad de los madrileños dedica la mañana del domingo a las tareas del hogar y luego sale a pasear y a tomar el aperitivo, aunque esta costumbre también se ha visto algo afectada por la crisis económica.

Primero toman el desayuno, al que también dedican más tiempo, unos 28 minutos frente a los 13 habituales Un estudio realizado en octubre por Quota Research para Cerveceros de España -con 2.000 encuestas en toda España- revela que la mañana de domingo de los madrileños empieza a las diez de la mañana como media. Primero toman el desayuno, al que también dedican más tiempo, unos 28 minutos frente a los 13 habituales, y que en un 29% de los casos es calificado como "especial".

Después, el 57% dedica un rato a las tareas del hogar, la actividad dominical más mencionada, y el 55% sale más tarde a dar un paseo. Las tiradas de los periódicos indican que el domingo es el día de la semana que más prensa se compra, y según el estudio el 28% aprovecha este momento para comprar el periódico, frente al 6% que la compra el resto de los días de la semana.

Además, los madrileños realizan otras actividades los domingos por la mañana, como practicar deporte (22%), sacar al perro (17%), ir a un museo (12%), montar en bici (9%) o practicar hobbies (5%). Sin embargo, por encima de todo optan por el aperitivo, que es una de las actividades favoritas para el 50%. La mayoría, el 73%, lo toman con cerveza, por delante de los refrescos de cola (43%), el vermut (23%), los zumos (18%), el vino (16%), la sangría (14%), el mosto (13%) o los combinados de té (12%).

Los aperitivos de los domingos son bastante largos, ya que el 67% de los encuestados suele estar entre una y dos horas y toma una media de dos consumiciones El 97% acompañan su consumición con algo de comer: patatas fritas (26%), aceitunas (15%), y patatas bravas (14%), entre otros. El 98% de los encuestados toma el aperitivo de las mañanas de domingo en compañía, el 63% con la pareja o amigos y el 49% con familiares. La gran mayoría de los madrileños, el 83%, prefiere tomarlo en los establecimientos de hostelería: el 68% en bares con terraza y el 49% en el bar tradicional.

Los aperitivos son bastante largos, ya que el 67% de los encuestados suele estar entre una y dos horas y toma una media de dos consumiciones. Un 49% ha dicho salir menos a tomar el aperitivo y el 54% de ellos asegura que este cambio se debe a la crisis económica. Los datos están en consonancia con los que facilita la Federación Española de Hostelería (FEHR), que indica que la facturación de los bares descendió en el último año un 4,6%.

Consulta aquí más noticias de Madrid.