La Audiencia de Valencia ha ratificado la sentencia de un tribunal penal valenciano que había condenado a dos años de prisión a un gorrilla que en diciembre de 2009 agredió con una navaja a un conductor que se negó a darle dinero.

Según el diario Las provincias el conductor estacionó su vehículo en la calle Casa de la Misericordia, junto al Hospital General Universitario, cuando dos gorrillas, que señalaban los lugares de estacionamiento vacíos, se acercaron a él y le pidieron dinero. El conductor, que iba acompañado de su hija, su sobrino y un amigo, se negó a darles dinero."Cuando salgas del hospital te encontrarás las ruedas pinchadas", le amenazaron, a lo que la víctima respondió: "pues entonces os enteraréis".

En ese momento uno de los gorrillas sacó una navaja de 8 centímetros de hoja y se abalanzó sobre el hombre que se revolvió para proteger a su hija y recibió un navajazo en el brazo. Durante el forcejeo a la víctima se le cayó un móvil, que el gorrilla se llevó con él. Tras una breve persecución, el gorrilla le devolvió el móvil a cambio de unas monedas que la víctima arrojó al suelo.

Ahora la Audiencia de Valencia ha condenado al gorilla agresor a dos años de prisión por las lesiones producidas y por la coacción que ejerció ante el conductor para obligarle a darle dinero.

Consulta aquí más noticias de Valencia.