La consejera de Cultura del Gobierno vasco, Blanca Urgell, ha subrayado que las políticas de promoción del euskera no deben basarse en "castigos", sino que han de ser compatibles con la libertad de los ciudadanos.

Urgell ha sido preguntada por el PSE-EE, durante el pleno de control del Parlamento vasco, acerca de la política lingüística del Gobierno autonómico, que en los últimos días ha recibido duras críticas por parte del PNV, que incluso ha acusado al Ejecutivo de "odiar" el euskera.

La responsable de Cultura del gabinete de Patxi López ha afirmado que la supervivencia de la lengua vasca "está garantizada" y ha defendido la necesidad de "hablar menos del euskera y más en euskera".

Además, ha afirmado que las relaciones del Gobierno con los colectivos dedicados a la defensa y promisión de la lengua vasca son "excelentes". Respecto a la política lingüística actual, ha destacado que, a diferencia de la impulsada por gobiernos anteriores, no se basa a la "imposición".

En esta línea, ha defendido que las políticas para promocionar el uso de esta lengua no deben girar en torno a "castigos", sino que han de ser compatibles con el respeto a la libertad de los ciudadanos.

Consulta aquí más noticias de Álava.