Así, el acto de este viernes se enmarca en el calendario de movilizaciones pactado por los tres sindicatos, después de que rompieran las negociaciones con el Govern en el ámbito de los Servicios Generales por la "absoluta carencia de credibilidad que se merece esta institución con respecto al cumplimiento de los acuerdos".

Asimismo, UGT, CCOO y STEI rompieron el diálogo con el Govern, debido a las medidas "impuestas" para reducir el déficit público y que afectan directamente a los empleados públicos, dado que supone una rebaja de un 5 por ciento de media en sus retribuciones "y también con menoscabo de las plazas vacantes".

Por otra parte, acusan al Ejecutivo de Francesc Antich de haber "obviado de manera reiterada todos los canales formales y legales de negociación con los sindicatos, rompiendo de manera unilateral y vergonzosa los acuerdos firmados y las posteriores reprogramaciones de estos".

Además, las citadas centrales sindicales remarcan que esta situación supondrá una "pérdida progresiva de la calidad de los servicios públicos y de la capacidad de gestión de la propia administración hacia la ciudadanía".

UGT, CCOO y STEI han recordado que todas estas cuestiones se pusieron a debate en la asamblea celebrada el 6 de julio, donde se aprobó por unanimidad la adopción de medidas de protesta, rechazo y reivindicación frente la postura del Govern "contra los derechos de los empleados públicos".

En esta línea, han explicado que semanalmente, se llevan a cabo movilizaciones desde septiembre y hasta noviembre coincidiendo con la tramitación de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el 2011. "Los sindicatos convocantes no admitiremos que se tomen más medidas contrarias a los derechos de los empleados públicos", han advertido.