El comité de empresa de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), cuyo uso comparten las fuerzas aéreas de Estados Unidos y España, y la directiva de 'Vinnell, Brown & Root LLC' (VBR), empresa gestora de los servicios civiles de estas instalaciones militares, reanudan este viernes la negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) promovido inicialmente sobre 286 de los 594 miembros de la plantilla. La sede de la Delegación provincial de la Consejería de Empleo albergará un nuevo encuentro entre las partes mientras, a sus puertas, los trabajadores de la base aérea celebrarán una concentración contra este procedimiento que, hasta el momento, reduciría sus efectos a 175 empleados.

El portavoz del comité de empresa, José Manuel Pérez (UGT), ha informado a Europa Press de que la prórroga concedida por la Consejería de Empleo en cuanto a este expediente de regulación de empleo expirará el jueves de la próxima semana. A tal efecto, este viernes a las 09,00 horas, las partes celebrarán un nuevo encuentro en la sede de la Delegación provincial de la Consejería de Empleo, en cuyas puertas celebrará el colectivo de trabajadores una concentración coincidiendo con la negociación.

Según han informado el comité de empresa y la propia compañía, 'Vinnell, Brown & Root LLC' se ha "plantado" en 175 en lo que al número de trabajadores afectados por el ERE se refiere, toda vez que el procedimiento había sido inicialmente planeado para 286 de los 594 miembros de la plantilla de estas instalaciones militares. Recientemente, de hecho, las partes alcanzaban un acuerdo para fijar el número de despidos en un "margen" que oscilaría entre los 145 y los 175 puestos de empleo.

Así, el comité de empresa, según ha informado José Manuel Pérez, ha reclamado a 'VBR' una nueva rebaja en cuanto al número de empleos a extinguir mediante el expediente de regulación de empleo. La empresa, según este dirigente sindical, estaría consultando con la Fuerza Aérea de Estados Unidos una posible nueva rebaja de los efectos del procedimiento, dado que el comité de empresa no acepta la cifra de 175 despidos.

Salvar puestos de empleo

Los sindicatos, de hecho, esperan rebajar finalmente a 85 ó 90 el número de contratos a extinguir de forma traumática, arrancando además a la empresa compromisos para que 52 de los trabajadores despedidos se beneficien de los contratos eventuales o "de contingencia" que surjan en el futuro. Según sus planes, si finalmente la empresa aceptase la cifra de 145 despidos en el marco de este expediente de regulación de empleo, aún podrían ser salvados 35 ó 36 puestos de empleo dada su naturaleza eventual, toda vez que entre 18 y 20 empleados estarían dispuestos a acogerse "voluntariamente" al ERE.

Según George Newton, gerente de 'VBR', la actual plantilla de las instalaciones "no resulta ajustada a las nuevas necesidades y exigencias de las Fuerzas Aéreas Norteamericanas", que desde el pasado 1 de agosto tienen encomendada a esta empresa la gestión de los servicios de mantenimiento. Para 'VBR', los "nuevos requisitos" del contrato de explotación de la base y "varios informes realizados sobre la carga de trabajo", auguran una futura reducción del tráfico aéreo de la base y, por ende, la necesidad de "menos personal".

Según los datos recabados por los sindicatos, de otro lado, entre el 1 de enero y el 13 de octubre de 2010, la base área de Morón registró 50 vuelos más que en todo el ejercicio 2009, con más de 3.600 horas extraordinarias consumadas hasta el 31 de agosto.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.