El PSPV denunció que el Ayuntamiento gastó en 2004 130.246 euros en flores, al considerar que se trata de «gastos insostenibles que llevarán a la bancarrota».