Página web de Power Balance.
Página web de Power Balance. POWER BALANCE

La organización FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado este miércoles que la Junta de Andalucía ha "resuelto" con una "simple" multa de 15.000 euros lo que califica como el "fraude millonario" de las pulseras Power Balance, además de permitir que sigan en el mercado, por lo que recurrirá esta resolución.

Facua critica la "ridiculez" de esta multa impuesta por el "fraude millonario de las pulseras seudomilagrosas"En un comunicado, esta federación de consumidores ha criticado la "ridiculez" de esta multa impuesta por el "fraude millonario de las pulseras seudomilagrosas" a Power Balance España -con sede en Marbella-, por "una falta grave por publicidad engañosa", según una resolución dictada el pasado 18 de octubre por la Delegación Provincial de Salud en Málaga.

Para la FACUA, esto es "una nueva muestra del desinterés de las autoridades de salud y consumo andaluzas por la protección de los consumidores", además de que resoluciones como ésta "sólo perjudican a los consumidores, al provocar que muchas empresas entiendan que pueden cometer fraudes con impunidad".

Es una nueva muestra del desinterés de las autoridades de salud y consumo andaluzas por la protección de los consumidoresAsí, ha contrastado la sanción de 15.000 euros con el hecho de que el pasado abril la empresa sancionada "presumía de haber vendido unas 300.000 pulseras, lo que supondría unos ingresos de en torno a 10 millones de euros", y por ello "el dinero que genera en unas horas la venta de 500 pulseras" es "suficiente" para pagar la multa.

La FACUA denunció los hechos a finales de abril ante las autoridades de Consumo y de Salud Pública de la Junta, y ha anunciado que va a presentar un recurso ante la consejera de Salud, María Jesús Montero, para que se aplique "una sanción proporcional a las dimensiones del fraude". También ha censurado que estas pulseras "continúan vendiéndose en todo tipo de establecimientos, con un etiquetado en el que aseguran que 'los hologramas de Power Balance tienen almacenadas frecuencias que reaccionan positivamente con el campo de energía natural de su cuerpo para mejorar el equilibrio, la fuerza y la flexibilidad'".

La empresa presume de haber vendido 300.000 pulseras, lo que supondría unos ingresos de 10 millones de eurosHa argumentado que, según la ley vigente en materia de Consumo, la Junta de Andalucía podía haber decomisado a esta empresa "toda la mercancía que tiene a la venta en sus almacenes y haberla multado con la misma cantidad que ha ganado con el fraude que viene cometiendo, más otra sanción de hasta 400.000 euros si hubiera calificado la infracción como muy grave".

Según esta organización, la Ley General de Sanidad establece además que si la infracción se califica como muy grave, la empresa podrá ser multada con hasta 601.000 euros o cinco veces el valor de los productos o servicios objeto de la misma. Entre los criterios que recoge para considerar una infracción como muy grave están la cuantía del beneficio obtenido, el grado de intencionalidad y la generalización de la infracción, y se trata de infracciones que se realicen de forma consciente y deliberada, siempre que se produzca un daño grave.

Si la infracción se calificara como muy grave, la empresa podrá ser multada con hasta 601.000 eurosLa FACUA ha precisado que en la página web de Power Balance España, "ahora desmantelada", la empresa aseguraba, con un "lenguaje de charlatanería seudocientífica", que con sus artículos se logra el "aumento del equilibrio, la fuerza, flexibilidad, resistencia, enfoque, coordinación y ritmo". Por ello, también denunció la vulneración del Real Decreto que prohíbe la publicidad de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria.