Un compañero de trabajo ha encontrado el cadáver, con evidentes signos de violencia, del vigilante de seguridad de una obra en el barrio de Les Corts de Barcelona, según han informado los Mossos d'Esquadra.

La víctima, un hombre portugués de 55 años de edad, a falta de que lo confirme la autopsia, podría llevar un par de días muerto, según han avanzado fuentes cercanas al caso.

La muerte fue provocada por los golpes con un objeto contundente Según las mismas fuentes, el crimen, cuyo móvil se investiga, pudo haberse cometido el pasado viernes, por lo que el cadáver ha permanecido en el solar donde se llevan a cabo las obras sin que nadie lo viera el fin de semana, hasta que lo ha encontrado un compañero cuando volvía a trabajar.

Según las mismas fuentes, el vigilante de seguridad falleció debido a los golpes recibidos por todo el cuerpo con un objeto contundente.

El Área Territorial de los Mossos d'Esquadra en Barcelona ha abierto una investigación para tratar de esclarecer las causas del crimen y hallar pistas que apunten hacia el autor o autores del homicidio.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.