De de la Vega y Solbes informan a la prensa sobre las resoluciones adoptadas en el Consejo de Ministros (Foto: Efe)
De de la Vega y Solbes informan a la prensa sobre las resoluciones adoptadas en el Consejo de Ministros (Foto: Efe) Efe

El gobierno autorizó por la mañana en Consejo de Ministros la OPA lanzada por Gas Natural sobre Endesa, según explicó la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, al término del Consejo de Ministros.

La vicepresidenta aseguró que la autorización con condiciones se ha concedido "en interés de los ciudadanos y de todos los españoles".

A este respecto, Fernández de la Vega señaló que la operación mejorará la posición de España en el mercado energético, y contribuirá a aumentar el número de competidores.

La vicepresidenta manifestó también que se trata de "una opción empresarial" dentro de "la libertad de movimiento de las empresas" y siempre dentro del marco de lo que establece la ley.

Nada más conocerse la aprobación, los títulos de Endesa experimentaron un ligero repunte en la Bolsa, hasta alcanzar lo 25,20 euros. Esto representa un 18,3% que el precio inicialmente ofertado por Gas Natural a los accionistas de Endesa.

 Se ignora la Tribunal de Defensa de la Competencia

El gobierno, indicó la vicepresidenta, se sirvió para tomar su decisión del informe realizado por la Comisión Nacional de la Energía (CNE), con las condiciones en él recogidas, y en lo establecido por el Tribunal de Defensa de la Competencia.

Este último recomendó rechazar la operación, argumentando que tendría consecuencias "irreparables" en el sector eléctrico y gasista español. Su decisión no fue sin embargo unánime, al emitir su presidente, Luis Berenguer, y dos de sus vocales, Antonio Castañeda y Pilar Sánchez, un voto particular discrepante.

El gobierno descalificó la decisión de la institución, al considerar que los seis vocales que votaron "en bloque" en contra de la OPA fueron designados por el Gobierno del PP.

Aunque todavía no han trascendido los detalles de la decisión, se piensa que las condiciones que establecerá el Gobierno no serán iguales que las propuestas por ambas instancias, "sino que diferirán en algunos puntos, y se guiarán por el objetivo de garantizar la competencia en el mercado eléctrico y del gas y preservar los intereses de los consumidores", señalan algunas fuentes.

Una vez analice dichas condiciones, Gas Natural deberá manifestar si las considera asumibles y si sigue adelante con la operación, y a partir de entonces serán los mercados los que tomen la palabra.

Veinte condiciones a la OPA

En cuanto a la resolución del regulador energético, aprobada por cinco votos a favor y cuatro en contra, ésta suavizaba las condiciones planteadas por los servicios técnicos de la CNE, reduciendo las exigencias en los negocios de aprovisionamiento de gas, generación de electricidad y distribución y comercialización de energía.

En generación eléctrica, la CNE obligaba al nuevo grupo a traspasar centrales con 4.300 megavatios (MW) de potencia en un periodo de tres años, de los que 400 MW deberán estar ubicados en Cataluña y Andalucía, con la recomendación de que dichos activos sean comprados por eléctricas distintas a Iberdrola.

En distribución y comercialización, le imponía la venta de 1,5 millones de clientes de gas, si bien le autorizaba a superponer redes de electricidad y gas, a cambio de limitar los nuevos contratos de comercialización o ceder parte de sus redes en cada comunidad autónoma.

El Gobierno exige además a Gas Natural que a partir de 2007, y durante tres años, Gas Natural tendrá que liberar en el mercado 1,8 bcm de gas natural, cantidad igual a la importada por Endesa en 2005.

Asimismo, la empresa resultante deberá sacar al mercado la parte del contrato de Argelia suscrito entre Gas Natural y la compañía argelina Sonatrach que exceda a las necesidades del suministro a tarifa, con un tope de 1 bcm. El gas subastado deberá quedarse en España.

A su vez, Gas Natural tendrá que vender las participaciones de Endesa en las plantas regasificadoras de Sagunto (Valencia) y Ferrol, y cualquier participación en Enagás que supere el 1%.

Gas Natural se reunirá la próxima semana para analizar las condiciones impuestas
El consejo de Gas Natural se reunirá la próxima semana, en una sesión extraordinaria, para analizar las condiciones impuestas, algunas de las cuales "no forman parte del plan de remedios que la compañía propuso inicialmente", según manifestó ésta en un comunicado.

Voto particular del TDC 

Por su parte, el voto particular del TDC sugería también condiciones en el mercado de aprovisionamiento, en el de transporte de gas natural licuado, en el mercado de generación de electricidad y en los mercados de distribución y suministro de gas y electricidad.

Entre las medidas figura la venta de siete centrales de ciclo combinado y un programa de liberalización de gas de ocho años.

Aprobación de la CNMV 

Si se produce efectivamente la autorización del Consejo de Ministros, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) deberá aprobar el folleto de la operación, y entonces comienza la cuenta atrás de la OPA propiamente dicha.

Los analistas creen que Gas Natural tendrá que elevar el precio para hacer atractiva la oferta para los accionistas, sobre todo después de la revalorización de los títulos de Endesa, que cotizan ya 3,51 euros por encima de lo que ofrece la gasista en la OPA (21,3 euros por acción).

Endesa cerró el jueves en bolsa a 24,81 euros por título, tras registrar un ascenso del 1,6%. Los títulos de Gas Natural bajaron un 0,5%, hasta los 24,34 euros.

NOTICIAS RELACIONADAS