Navarro advierte de que hay casos de menores que utilizan la identidad de sus padres para entrar a jugar en Internet

Más de 800 personas son atendidas en la región por adicción al juego, la mayoría hombres, con estudios primarios y gastan unos 300 euros
Ordenador
Ordenador
EP

La consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, ha advertido este domingo de que hay casos de menores que están utilizando la identidad de sus padres para entrar a jugar en la red, a través de filtros de acceso a Internet, por lo que realiza un llamamiento a los padres porque "en muchos casos los peligros están a medio metro de donde se encuentran sus hijos".

Previamente al acto de clausura del XX Congreso de la Federación Andaluza de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fajer), bajo el lema 'Juntos contra el juego patológico', la consejera ha manifestado que a veces los padres están "tranquilos" porque "los hijos se encuentran en la habitación y no corren peligro, creyendo que los peligros están en la calle y en muchos casos los peligros están a medio metro de donde están los padres" que piensan que sus hijos están "seguros".

Al respecto, la titular de Igualdad y Bienestar Social ha destacado que "hay que llamar la atención en este sentido sin generar alarma", aunque, como ha comentado, "en muchos casos los propios padres son los últimos en enterarse".

Entretanto, ha subrayado el trabajo que realiza Fajer, que "cumple 20 años trabajando para ayudar a aquellas personas que tienen problemas de juego patológico". De manera que, "ahora la propia sociedad está más sensibilizada con este tema", no en cambio cuando Fajer empezó a trabajar que, a juicio de Navarro, "era todo lo contrario", puesto que "una persona que tenía problemas económicos o familiares por su adicción al juego se la veía como una persona viciosa y de la que había que apartarse".

Así, la labor fundamental que han hecho las organizaciones que forman parte de Fajer es que, según la consejera, "la sociedad y la familia nos demos cuenta de que el momento de adicción es el menos oportuno para dejar sola a una persona", por lo que "tiene que contar con el apoyo y la colaboración de la familia, el entorno laboral y de las administraciones públicas empezando por el ámbito sanitario y social".

Para Navarro, "hay que tener abierta siempre las puertas, porque da igual que la persona haya tirado la toalla antes, siempre hay que estar dispuesto a ayudarla". No en vano, "hay muchos dramas familiares detrás de una adicción al juego", ha alertado Navarro, que ha detallado que la media de edad de personas que tienen problemas de juego patológico es de 40 años, pero hay atención desde los 11 a los 80 años de edad.

Más de 800

Personas atendidas en la región

En torno a unas 830 personas han sido admitidas o readmitidas a tratamiento por adicción al juego en Andalucía en los centros ambulatorios de drogodependencias y adicciones de la Junta hasta octubre de este año. En todo el año 2009 fueron 865 las personas atendidas, según ha señalado el departamento que rige Navarro.

Los hombres son los más afectados por esta patología copando el 94 por ciento de los tratamientos recibidos en los citados centros, mientras que las mujeres representan el seis por ciento restante.

Esta patología afecta a personas con diferentes perfiles socioeconómicos, aunque la mayoría posee estudios primarios —el 37 por ciento— o secundarios —el 32,5 por ciento—. En cuanto al resto, el 11,6 por ciento no ha finalizado ningún tipo de estudios, el 13 por ciento ha concluido la educación secundaria completa y un 5,1 por ciento tiene titulación universitaria.

En cuanto al género, el porcentaje de mujeres adictas al juego que no ha finalizado ningún tipo de estudios es del 15,8 por ciento, superior, por tanto, al 11,3 por ciento de los hombres que no han finalizado estudios.

En todos los casos, el dinero que dedican a su afición al juego ronda los 300 euros, aunque suele ser ligeramente inferior en el caso de la mujeres. Así, según los datos correspondientes a 2009, los hombres gastaron una media de 295 euros al mes, mientras que en el caso de las mujeres fueron 246 euros.

La promulgación por parte del Parlamento de Andalucía de la Ley 4/1997, de Prevención y Asistencia en materia de drogas, convierte a la región en la primera de las comunidades españolas que reconoce la importancia y la gravedad del conjunto de problemas que desencadena la conducta patológica relacionada con los juegos de azar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento