El arzobispo de Santiago, Julián Barrio Barrio, destaca la "humildad" y "humanidad" de Benedicto XVI como las características que más le llamaron la atención durante la visita del Santo Padre a Santiago el pasado día 6, durante la que se interesó por la situación social y económica de la Comunidad así como por los creyentes.

Así lo ha explicado monseñor Barrio en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha destacado la "finura espiritual y la cultura intelectual" de Benedicto XVI. "Para mí fue un honor poder estar a su lado, porque una vez más pude comprobar la humildad y humanidad de esta persona", ha señalado el arzobispo.

En esta línea, Barrio Barrio ha indicado que, en las ocasiones en las que tuvo la oportunidad de hablar con el Papa, éste "se interesó" por "conocer la forma de vida" en Galicia, así como si existían situaciones de pobreza o gente muy necesitada. Además, preguntó acerca de "la actitud religiosa" de los gallegos y su situación "pastoral" de cara a conocer mejor la "realidad" de esta Comunidad.

Tras las ocho horas que el Papa pasó en Santiago, el Santo Padre se fue, según monseñor Barrio, "muy contento" y "a gusto" por la "acogida" de los fieles y dado que visitar Santiago era un "deseo" que tenía desde hacía tiempo y "verlo realizado fue una gran satisfacción".

Momentos más emotivos

En un repaso de lo que fue la visita de Su Santidad a Santiago este sábado, el arzobispo de Santiago se ha sentido "asombrado" por "la actitud que el Papa ha tenido con los niños pequeños", su "cercanía a ellos", dado que "no le ha importando por así decirlo en gastar el tiempo en atender a esos niños" que Benedicto XVI bendijo mientras iba en el Papamóvil.

Además, Julián Barrio ha destacado el momento, tras salir a la Praza da Quintana, en la que le fue impuesta al Papa la esclavina de peregrino, una "estampa especial" en la que al Sumo Pontífice "se le ve que viene como peregrino y se siente como tal".

Tras elogiar el "impecable dispositivo" articulado por la TVG para cubrir el evento, monseñor Barrio ha considerado "positiva" esta visita, que "ha resultado" una "realidad muy armoniosa y muy sencilla".

En esta línea, ha destacado también la proyección internacional del evento y ha asegurado que en los últimos días ha recibido cartas y llamadas desde puntos tan dispares como Alemania, Italia o Buenos Aires felicitando a la organización de la visita. IMPULSO

"La visita va a suponer un impulso para todos los que conformamos la Iglesia, no sólo en Galicia, si no también en España", ha resaltado Julián Barrio, al tiempo que ha considerado que los objetivos pastorales del encuentro "se han ido cumpliendo".

Entre estos objetivos, el arzobispo puso en primer lugar "la presencia del papa en la diócesis" de Santiago para "confirmar en la fe" a los creyentes, así como sus referencias al xacobeo, con las que ha "subrayado la dimensión no solamente hispánica si no también europeísta" del Año Santo y la "dimensión universal" del Camino de Santiago.

Por último, para Barrio, el tercer objetivo cumplido es "la llamada a la evangelización" que el Papa ha realizado a la Iglesia española, una "llamada a dar el testimonio de fe" y a ver la vida "como servicio a los demás".

"El Papa, personalmente, creí que nos iba a hablar de la nueva evangelización, y nos habló, creí que nos iba a recordar cual era nuestra identidad, la identidad de la Iglesia en España, e hizo alusión a ella y, por supuesto, tuvo una intervención en relación a Europa que debemos leer detenidamente porque su contenido es muy profundo", ha explicado Barrio, que ha recordado como el Papa ha instado a Europa a "abrirse a Dios".

El laicismo en españa

Durante la entrevista con Europa Press, el arzobispo de Santiago, también ha hecho referencia a las palabras pronunciadas por el Santo Padre antes de llegar a Santiago, en las que criticó el "laicismo" y el "anticlericalismo" existente en España y lo comparó al de la segunda República.

"Yo creo que el Papa nos hacía una llamada a reforzar el diálogo entre fe y laicidad. El Papa lo que quería era avivar esa preocupación de puente y nunca generar o causar un desencuentro", ha señalado Barrio Barrio, al tiempo que ha recordado que el Sumo Pontífice ha reclamado durante su visita a Santiago que "sobre todo la Iglesia tenga esa preocupación constante por defender la dignidad de la persona humana y defender los criterios de la antropología cristiana".

En esta línea, el arzobispo de Santiago ha visto tras las palabras de Benedicto XVI una llamada a "recuperar esos valores sociales, humanos, espirituales y religiosos" que "forman parte de la construcción del proyecto del hombre".

Asimismo, monseñor Barrio ha resaltado la petición de "evangelización" hecha por el Santo Padre, que "no ignora lo que ha sido la historia de la Iglesia en España y esa serie de Santos e instituciones al servicio de la caridad" que ha dado.

"El Papa nos quiere y nosotros queremos también al Papa —en referencia a los españoles—. Lo que quiere es que nosotros no perdamos nuestras raíces y nuestra identidad y que en todo momento sepamos dar razón de nuestra fe", ha resaltado el arzobispo. FIELES

Finalmente, monseñor Julián Barrio ha admitido que el número de fieles que finalmente se desplazaron a Santiago el día 6 fue menor que el esperado a pesar de que la visita del Papa ha supuesto, en su opinión, una "bocanada de aire fresco para el Xacobeo". "La verdad, que podrían haber sido más es algo evidente", ha señalado, aunque ha precisado que en el recorrido del Papamóvil desde Lavacolla hasta la Catedral "había gente, en unos sitios más y en otros sitios menos".

"¿Que podría haber venido más gente? pues si", ha subrayado Julián Barrio, que ha quitado importancia a este hecho y ha asegurado no tener datos precisos sobre la asistencia, si no únicamente sobre la presencia de mucha gente en las plazas de Obradoiro y Quintana.

Entre los motivos de la poca afluencia de fieles, el arzobispo de Santiago ha considerado que "mucha gente optó por seguir" la visita a través de la televisión, a sabiendas de que "no podía entrar en la Praza do Obradoiro ni en la Quintana, donde más directamente se podía ver al Papa", al tiempo que ha recordado que las circunstancias meteorológicas también pudieron influir.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.