La Xunta iniciará diligencias con la aseguradora de los puertos para que se haga cargo de pagar los daños

La reparación de las estructuras que puedan suponer "un peligro" para los ciudadanos se iniciará "de inmediato"
El temporal azota la Península Ibérica
El temporal azota la Península Ibérica
EP

La Consellería do Mar ha cifrado en 4,3 millones de euros el coste inicial de los daños ocasionados por el temporal 'Becky' en una veintena de puertos de la comunidad, por lo que la Xunta iniciará las diligencias oportunas ante la compañía aseguradora de las infraestructuras portuarias para que se haga cargo de su pago.

Lo ha anunciado el presidente Alberto Núñez Feijóo al término del Consello de la Xunta, en el que la titular de Mar, Rosa Quintana, presentó la evaluación económica de los daños.

Además, su Ejecutivo ha determinado que la relevancia de las averías registradas hace necesaria su pronta reparación para garantizar el "correcto" funcionamiento de las infraestructuras, al tiempo que se "normaliza" la actividad portuaria y se garantiza la "seguridad" de los ciudadanos.

En este escenario, el máximo mandatario autonómico explicó que, además de iniciar diligencias con la aseguradora, se arrancará "de inmediato" la reparación de aquellos daños y estructuras que puedan suponer "un peligro" para los habitantes de los municipios afectados. "Actuamos en esa doble dirección", apostilló Feijóo.

A pesar de esta "primera aproximación" de las pérdidas ocasionadas por 'Becky' en Galicia, quedan pendientes de evaluación los posibles daños originados en los recursos marinos, en las embarcaciones y en las artes y aparejos. El tiempo y el mal estado del mar constituyen, según la Xunta, los factores que están "retrasando" este estudio que necesita de "más tiempo" para poder obtener resultados.

Principales daños

El temporal afectó sobre todo a los puertos de la provincia de Lugo y del norte de A Coruña. Así, sufrieron daños las instalaciones portuarias de Ribadeo, Rinlo, Foz, Burela, San Cibrao, Portocelo, Celeiro, O Vicedo y O Barqueiro —en la provincia de Lugo—, y Bares, Espasante, Cariño, Mugardos, Suevos, Malpica de Bergantiños, Arou, Laxe, Camariñas, Santa Mariña y Camelle en la provincia de A Coruña.

Los puertos de Pontevedra "casi no sufrieron daños", según explicó el Gobierno gallego, quien ha señalado que sólo se vieron afectados por pequeñas incidencias derivadas del fuerte viento que tuvieron como consecuencia las voladuras de tejados, desprendimientos de tejas y pequeñas averías en la iluminación.

En la zona norte, desde Ribadeo a Mugardos, el presupuesto estimado de los daños es de 3,4 millones de euros. Entre las pérdidas ocasionadas en esta zona destacan las del puerto de Cariño donde los estragos que se produjeron en el cierre del puerto de las instalaciones del PBIP (instalaciones de seguridad en el muelle comercial). Además, cayeron 50 metros del murete de protección y rompieron las puertas de los departamentos de usuarios.

En el puerto de San Cibrao la fuerza del mar llevó una parte del dique de protección, el viento levantó los tejados de dos departamentos de usuarios y cayeron varios portales. En el deBares, se vio muy afectada la escollera del dique y se produjeron importantes averías en las rampas y pavimentos.

En Ribadeo se perdió la protección del dique así como las canalizaciones, arquetas y tapas de las alcantarillas. En el muello de Espasante, el temporal afectó a diversos cierres y el muro del contradique. Además, se vio afectado el pavimento y la iluminación.

Zona centro

En la denominada zona centro, comprendida entre Suevos y Muros, el presupuesto inicial estimado para sufragar los gastos de las incidencias por el fenómeno meteorológico adverso es de 849.600 euros. Entre los daños registrados destaca el caso del puerto de Malpica de Bergantiños, donde la fuerza del mar hizo que se desprendiese parte del muro próximo a la lonja y que se desplazasen algunos bloques del dique.

En el puerto de Corme y también en el de Laxe resultaron afectados los diques de defensa. En el de Suevos, las pérdidas afectaron, sobre todo, a los departamentos de usuarios por el derrumbe de las puertas y la caída de dos soportes de iluminación. También sobresalen los daños en Camelle, donde el agua dañó, entre otros, el pavimento y el puerto.

El temporal 'Becky' registró olas de hasta 17 metros en A Coruña, se sitúa en los 10 metros. Los daños más importantes se produjeron por la combinación de fuertes olas, vientos superiores a 90 kilómetros por hora y plenamar viva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento