La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, ha manifestado su compromiso de "hacer efectivo" el traspaso de competencias en materia de ocupación de espacios costeros a las comunidades que lo tienen previsto en sus estatutos de autonomía y, en ese sentido, ha apuntado que el proceso "ya se ha culminado" con Cataluña; que está "muy avanzado" en Andalucía, donde "se completará en lo inmediato" y que "ya ha comenzado para Baleares". "Nuestro compromiso es impulsarlo con celeridad", ha apostillado.

Durante su primera comparecencia ante la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso de los Diputados, la nueva ministra ha expresado su voluntad de conjugar el desarrollo económico con el respeto ambiental en los espacios costeros y sobre los chiringuitos ha dicho que es un asunto "objeto de debate y polémica".

"Quiero lanzar un mensaje de total tranquilidad (a los chiringuitos) y quiero establecer compromisos", ha subrayado Aguilar, al tiempo que ha anunciado que con las comunidades cuyos estatutos de autonomía no prevén la transferencia de esta competencia, establecerá "de forma inmediata" un diálogo "permanente" con todas las partes afectadas para alcanzar un amplio consenso en la respuesta, en la salida y en la solución que se dará.

Además, ha insistido en que su promesa de "pintar de verde" el Ministerio "no es una frase retórica" y que en materia de estrategias marinas sostenibles el primer paso será completar las evaluaciones de las cinco demarcaciones marina establecidas en España así como culminar el plan de deslindes del que falta el 7 por ciento de los casi 8.000 kilómetros de costa y ha insistido en que va a proseguir con los programas de reconocimiento de derechos sobre el dominio público marítimo terrestre.

Aguilar ha reconocido que es "plenamente consciente" de la "importancia y trascendencia" de los asuntos de costa, en que hay "varios temas a los que dar respuesta", para lo que establecerá un calendario de diálogo con las administraciones para dar la respuesta "precisa, necesaria y adecuada desde la colaboración leal".

Además ha prometido a los grupos políticos que les irá "informando y escuchando" de los pasos "certeros y seguros" que se darán porque, en su opinión, la "prudencia no está reñida con la determinación".

En materia de agua, ha apelado al "diálogo y consenso" y ha explicado que la política en este aspecto se concretará en la mejora y modernización de infraestructuras hidráulicas; en el plan nacional de reutilización de agua; en la estrategia nacional de sostenibilidad de regadíos; en el programa de desalinización; en el plan de calidad de las aguas en la restauración de ríos y limpieza de cauces; en la gestión de fenómenos extremos como la sequía, las inundaciones, o la seguridad de las presas; los planes hidrológicos de demarcación y "todo lo que significa agua y desarrollo desde el punto de vista de la cooperación".

Pacto del agua

En cuanto a los planes de cuenca, ha reiterado que espera que se conviertan en una "herramienta de consenso" para lo que considera que ahora se da una "oportunidad cierta de alcanzar un gran acuerdo de futuro en relación a los planes de demarcación".

Para ello, opina que se necesita de un "paso inicial esencial y fundamental" que es renunciar a la confrontación política en el ámbito del agua, a la utilización electoralista del agua, y a confrontar territorios y de la "voluntad cierta de establecer un diálogo leal".

Por otro lado, ha anunciado que asume la presidencia de la Fundación Biodiversidad y del Organismo Autónomo de Parques Nacionales porque quiere una estructura para reforzar la "visión global" desde una perspectiva medioambiental y desarrollar transversalmente las políticas de sostenibilidad y solidaridad.

En cambio climático, ha confirmado su obligación de impulsar políticas activas contra este fenómeno que estén ligada al desarrollo "pero también a la lucha contra la desigualdad y la pobreza" porque el futuro, a su juicio, debe ser "renovable, limpio y eficiente".

Respecto a la próxima Cumbre de Cambio Climático que se celebrará en Cancún (México) a finales de este mes, ha asegurado que su "éxito es clave" y que, en el marco de la UE, España llevará a la cita mexicana una posición política "clara y constructiva con señales que contribuyan al progreso de las negociaciones internacionales". "La UE tiene que dar un paso adelante, rotundo y visible, que demuestre que está decidida a avanzar en el proceso de negociación", ha expresado.

Aguilar ha propuesto también culminar los trabajos para la nueva Ley de Residuos, que quiere proponerle al Gobierno "en breve" para su remisión a las Cámaras.

En materia de pérdida de biodiversidad, ha insistido en la necesidad de actuar con "firme voluntad política" por lo que España va a "aplicar el acuerdo" alcanzado en la Cumbre de Biodiversidad de Nagoya (Japón) "en todos sus términos" como una "prioridad estratégica".

Igualmente, espera culminar las tareas de aplicación de la ley de Patrimonio Natural y Protección de la Naturaleza mediante la aprobación del catálogo de especies protegidas, de especies invasoras y de hábitats. También ha expresado su intención de presentar el mapa de impacto del cambio climático en la flora y fauna en la península antes de final del presente año.

Para 2011, la ministra dejará el estudio de los impactos del cambio climático en los recursos hídrico y pretende consolidar la coherencia de estos escenarios en la planificación hidrológica. También ha subrayado que impulsará "definitivamente" la elaboración del plan estratégico de la biodiversidad y la propuesta de mapas de la red de áreas marinas protegidas y la red Natura 2000 marina.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.