El portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, ha asegurado que el Proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma Andaluza para 2011 es "reformista" y que apuesta claramente por lo público, por lo que no se merece las "partidistas" enmiendas a la totalidad presentadas por PP-A e IULV-CA.

Jiménez ha comenzado su intervención en el debate de totalidad del Presupuesto de la Junta para 2011, pidiendo perdón a los andaluces por el "espectáculo lamentable" ofrecido, a su juicio, durante la intervención del presidente del PP-A, Javier Arenas, "que no ha sido capaz de respetar el sentido y el espíritu democrático de un debate como el de totalidad, ya que detrás de estos presupuestos puede estar la solución a los problemas de los andaluces".

El portavoz socialista, que ha considerado que detrás de la enmienda de totalidad del PP-A se encuentra una apuesta por las "privatizaciones salvajes", ha señalado que las cuentas públicas del Gobierno andaluz tienen como objetivo superar el problema del desempleo y volver a situar a Andalucía en la senda del crecimiento.

Asimismo, ha dicho que el Presupuesto de la Junta marca claramente los cambios que hay que hacer en la economía para hacer sostenible el proceso de crecimiento. "Frente al inmovilismo de la derecha, el PSOE presenta un presupuesto basado en reformas porque es el partido de las reformas en este país", ha añadido el socialista.

"El PP no ha sido capaz de poner encima de la mesa una alternativa seria y rigurosa porque no tiene un proyecto para Andalucía", ha señalado Jiménez, quien ha subrayado que el PP-A se ha situado durante este debate contra el Estatuto de Autonomía.

El pp "no tiene legitimidad"

"Frente a unos presupuestos de la reforma, el PP no tiene legitimidad para erigirse en defensa del Estado del Bienestar porque ha intentado bombardear todas las reformas en este sentido y tiene una agenda para destruir el modelo social que nos ha caracterizado en Europa y en el resto del mundo", ha apostillado.

Jiménez ha asegurado que el PP tiene una "historia de agresión" a lo público en este país, ya que cuando gobernó España de 1996 a 2004, "puso en marcha un proceso salvaje de privatizaciones que ha afectado gravemente a sectores estratégicos de este país".

Se ha mostrado convencido de que el PP no quiere política, "sino menos Estado, menos presencia de lo público en la política y menos control en la prestación de los servicios públicos". "Rajoy se despertó del sueño para darles a ustedes una pesadilla", ha espetado al PP-A y ha augurado que si los populares gobernaran de nuevo en España se privatizaría la salud, la educación, la dependencia y el 20 por ciento de los trabajadores públicos terminarían "en la calle".

Para Mario Jiménez, la memoria de los ciudadanos en España es "fuerte y potente" y recuerdan que el resumen de su modelo ultraliberal, descarnado desde el punto de vista social, fue el retroceso en diez posiciones en el ranking de desarrollo humano de las Naciones Unidas. "Cuando ustedes gobiernan, la gente lo pasa mal y no lo digo yo, que soy un rojo peligroso, sino las Naciones Unidas", ha puntualizado.

Según el portavoz socialista, la secuencia es muy clara: "las políticas que la derecha puso en marcha supusieron un retroceso en la economía que nos ha traído hasta aquí". Ha defendido las líneas de reforma que ha puesto en marcha el actual Gobierno para salir de la crisis y que no se han aplicado a "sangre y fuego como propugna el PP". Ante las reiteradas peticiones de amparo por parte del PP-A a la presidenta de la Cámara durante la intervención de Jiménez, este ha replicado que él sí que no va a pedir amparo porque está "acostumbrado al pelo de la dehesa que ustedes representan", en referencia a los populares.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.