La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha denunciado ante la Guardia Civil que los restos humanos aparecidos en la fosa común localizada en la localidad toledana de Calzada de Oropesa presentan signos de violencia.

Según ha informado la Asociación, en nota de prensa, el vicepresidente de la ARMH, Santiago Macías, se ha personado en el cuartel más cercano para denunciar la aparición de estos restos humanos con signos de violencia.

Según la Ley de Enjuiciamiento Criminal española el conocimiento de la aparición de restos humanos con signos de violencia debe provocar la inmediata personación del juez de instrucción correspondiente que deberá recoger in situ la información necesaria para decidir las diligencias que puede llevar a cabo.

El incumplimiento de la ley por parte del juez o la jueza a la que le corresponda el caso sería una falta que la ARMH denunciará ante el Consejo General del Poder Judicial, según ha señalado el colectivo.

En la fosa se esperan encontrar los restos de siete vecinos de Las Ventas de San Julián, en concreto los de Alberto García Simón, Manuel Gutiérrez Castaño, Antolín Gutiérrez Castaño, Germán Sarro García, Francisco Herreruela Arroyo, Lorenzo Polo Hernández y Enemesio Hernández Álvarez.

Durante los dos días transcurridos desde que se encontraron los restos se han desplazado hasta el lugar algunos familiares, muchos de ellos llegados desde bastante lejos. La exhumación podría finalizar el próximo viernes.

Consulta aquí más noticias de Toledo.