El informe de la Comisión Europea sobre la política comunitaria de cohesión propone establecer una categoría intermedia, entre las regiones desarrolladas y las pobres, para las zonas de la Unión Europea 'objetivo de convergencia' pero que han superado el 75% de la renta media de la UE, como sería el caso de Galicia.

De este modo, el informe de la CE, consultado por Europa Press, señala que el apoyo debe ser diferente entre las regiones en función de su nivel de desarrollo económico, de forma que se distingan las "menos y más desarrolladas". "Para suavizar la transición entre estas dos categorías y asegurar un tratamiento más justo a las regiones con similar nivel de desarrollo, podría plantearse un sistema más simple con una nueva categoría intermedia de regiones", propone el documento.

En el nuevo contexto de la UE, Galicia, junto con Castilla-La Mancha y Andalucía, perdería parte de los fondos que ahora recibe precisamente por haber superado el 75% de la renta media de los ciudadanos comunitarios.

Este apartado intermedio, concreta la CE, "incluiría también las regiones en convergencia pero cuya renta per cápita sería más alta que la media de la Unión, de acuerdo con las últimas estadísticas". De este modo, Galicia podría considerarse dentro de esta categoría, con la que se establecería un sistema de aterrizaje suave como el defendido por la Xunta.

En el actual periodo 2007-2013, España es uno de principales beneficiarios de fondos estructurales de la UE, con alrededor de 35.000 millones de euros. La mayor parte de las ayudas (19.479 millones) se concentran en las regiones 'objetivo de convergencia', cuyo PIB está por debajo del 75% de la media comunitaria: Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Galicia.

A partir de 2014, sólo Extremadura mantendrá estos fondos mientras que Andalucía, Castilla-La Mancha y Galicia podrían recibir ayudas transitorias decrecientes para completar su proceso de convergencia.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.