El portavoz adjunto de IULV-CA, Pedro Vaquero, ha manifestado ante el Pleno del Parlamento que con el Presupuesto andaluz para 2011, sólo "habrá más paro y menos protección social", al tiempo que propicia "un retroceso en el cambio de modelo productivo", por lo que ha demandado al Gobierno de José Antonio Griñán una "rectificación" y que reconsidere su estrategia.

Durante su intervención en el debate de totalidad del proyecto de Ley de Presupuestos andaluces, Pedro Vaquero, que ha defendido la enmienda a la totalidad planteada por su grupo, ha lamentado que las cuentas para el próximo año centren su objetivo fundamental en la reducción del déficit y en el recorte de partidas importantes de la inversión, con lo que es imposible "salir de la crisis".

De hecho, los Presupuestos para 2011, según ha apuntando, supone "ponerle palos en las ruedas a la salida de la crisis económica" y acarrean tres "nefastas consecuencias", como son que "imponen más sufrimiento" a los trabajadores en situación precaria y generan más angustia a los parados; hacen "imposible" el cambio de modelo económico para salir de la crisis, e incrementa "la conflictividad" social.

Para Vaquero, se trata del Presupuesto del "tijeretazo al gasto público", que va a propiciar "menos Andalucía y menos Estado del bienestar", al tiempo que refleja una clara "genuflexión ante ese gran dios global del capitalismo, que se ha levantado con toda sus fuerzas". Ha indicado que el Gobierno quiere "ocultar que el gasto social se reduce, pero no lo consigue", al tiempo que ha apuntando que de los 126 programas que hay en el Presupuesto, 90 recortan sus partidas, lo que es una realidad "matemática".

Ha justificado la enmienda a la totalidad de su grupo en que "es un momento solemne para que el Gobierno andaluz tenga la oportunidad de hacer una rectificación de su política económica y social, como han demandado los sindicatos y los miles de trabajadores en la pasada huelga general del 29 de septiembre". Ha criticado que la Junta opte por imponer la estrategia de reducción del déficit como algo racional e imprescindible, cuando es una "imposición irracional".

Asimismo, Pedro Vaquero ha criticado que la Junta haya aceptado cargar "todo el peso de la crisis" sobre los trabajadores y las clases más desfavorecidas de la sociedad porque su gran prioridad es la vuelta a la estabilidad financiera. Para Vaquero, es innegable que en el Presupuesto del próximo año "hay un duro recorte y ajuste", que afecta a las políticas sociales. "Este presupuesto es un no rotundo a la demanda social de hacer una política de rectificación para el futuro", ha dicho.

Previsiones que no son convincentes

El portavoz de IULV-CA ha indicado que hay razones concretas que justifican el rechazo a los Presupuestos de 2011, como son que las previsiones macroeconómicas y las prioridades del Gobierno andaluz "no son convincentes"; la reorganización de recursos consiste en "recortar o prescindir" de varios programas presupuestarios, al tiempo que no hay un auténtico plan de lucha contra la economía sumergida, ni se ha apostado por reformas fiscales en profundidad.

Para Vaquero, la estrategia "de recortes" se podría evitar de recurriendo a una estrategia de incrementar los ingresos en base a una política fiscal progresiva. Sin embargo, ha criticado que el Gobierno andaluz haya optado por el "recorte del gasto y por seguir adelante para dar confianza a los mercados", al tiempo que lo ha calificado de "timorato" a la hora de abordar reformas fiscales en profundidad.

Según el portavoz de IULV-CA, el Presupuesto para 2011 es la expresión de un "tijeretazo y de un ajuste muy duro" a las posibilidades de Andalucía de aspirar al desarrollo pleno de su Estatuto, al tiempo que evidencia que la Junta asume la coyuntura de la crisis de una forma "sumisa y no como debería ser", esto es como la ocasión para el cambio de modelo económico y social hacia la consecución de una sociedad más igualitaria y justa y del pleno empleo, con servicios públicos de calidad para todos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.