El alcalde de Ariño, Joaquín Noé, ha asegurado que las comarcas mineras turolenses han recibido con cautela la propuesta de la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, que ha pedido esta semana que las ayudas estatales a las minas de carbón no competitivas lleguen hasta el 31 de diciembre de 2018 y no sólo hasta 2014 como se preveía al principio.

Esta propuesta tendría que ser ratificada en el Pleno del Parlamento Europeo a finales de este mes y no sería vinculante. Así, las comarcas aragonesas siguen siendo cautas tras sufrir la pasada semana un revés con la suspensión, por parte de la Audiencia Nacional, del Decreto que prima la quema de carbón autóctono.

En declaraciones a Europa Press, Noé ha afirmado que la propuesta de la Eurocámara "no es una mala noticia, la que era pésima era que las ayudas llegaran sólo hasta 2014, así que esto es darle un poco más de vida".

Además, el alcalde de Ariño ha destacado como "positivo" que las minas sujetas a cierre puedan seguir funcionando después de 2018 sin devolver las ayudas si consiguen volver a ser competitivas.

En este sentido, ha señalado que "las explotaciones a cielo abierto que hay en Teruel pueden ser bastante más rentables que las que hay en otros puntos de España, y es que creo que hasta podríamos alargar la vida de la mina de interior".

No obstante, su alegría no podrá ser completa después de que la semana pasada la Audiencia Nacional decidiera suspender la aplicación del Decreto que prima la quema de carbón autóctono.

Según ha comentado, "el gobierno de España está estudiando que puede hacer", pero entre tanto "en la zona de Asturias ya se están planteando expedientes de regulación de empleo" y en la provincia de Teruel "todo el movimiento que había para llevar a las centrales la cantidad de carbón que hacía falta se ha parado. Yo trabajo en la mina a cielo abierto y se estaba preparando la mina, pero todo se ha paralizado".

Por todo ello, "somos cautos porque la semana pasada tuvimos una mala noticia, ahora una positiva, pero de momento son todo planteamientos y no hay ninguna decisión definitiva", ha indicado el alcalde de Ariño.

Por último, Joaquín Noé ha considerado que "las eléctricas son las culpables de que se haya paralizado todo" porque a su juicio, "quieren quitarse el carbón de en medio porque no les es rentable".

Consulta aquí más noticias de Teruel.