El Servizo Galego de Saúde (Sergas) ha remitido una carta a la gerencia de Povisa en la que apela a una cláusula del contrato vigente con este hospital para avanzarle que, en caso de que no se llegue a un acuerdo entre ambas partes antes de finalizar el presente año, deberá seguir prestando el servicio a partir del 1 de enero de 2001 "por razón de interés público" hasta que se proceda a la formalización de un nuevo concierto.

La misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, se fundamenta en una resolución de la Asesoría Jurídica del Sergas, en la que se hace valer el párrafo segundo de la cláusula trigésimo quinta del concierto con Povisa. En concreto, en ese punto se señala que, vencido el periodo de vigencia del concierto o cuando haya alguna otra causa de extinción de contrato, "el órgano de contratación, mediante resolución motivada, podrá acordar que el adjudicatario siga prestando el servicio por razón de interés público durante el tiempo necesario hasta la formalización de un nuevo concierto".

Por consiguiente, aparte de la resolución motivada que se dictaría si no se llegase a un acuerdo antes del 31 de diciembre, el Sergas ya avanza al hospital vigués que su intención es hacer valer la referida cláusula y que continúe prestando el servicio hasta que se formalice un nuevo concierto.

Además, señala que comunica por anticipado su intención de hacer uso de este precepto contractual para que Povisa pueda "planificar adecuadamente la organización y continuación del servicio y para asegurar el debido mantenimiento de la asistencia sanitaria". La carta arranca señalando que, "ante las inquietudes surgidas", el Sergas tiene la "intención de hacer efectiva" la prórroga de los servicios.

Sin fundamento para el sergas

Asimismo, ante la amenaza de Povisa de presentar un ERE extintivo que afectaría a 800 trabajadores y anular los 400 contratos de obra ligados al concierto sanitario, el Sergas advierte que "no existe ningún fundamento legal" que sustente esta vía. En la misiva, firmada por la gerente del Sergas, Rocío Mosquera, se argumenta este extremo en la "voluntad explícita" manifestada por el ente público de mantener la contratación de los servicios con el hospital vigués.

Por otra parte, fuentes del Sergas aseguraron a Europa Press que cuenta con partida presupuestaria suficiente para afrontar el concierto con Povisa y recordaron que el escenario para el próximo ejercicio es de congelación de las cuantías de todos los conciertos. Las principales diferencias entre las partes estriban en la cuantía del convenio —el actual concierto asciende a unos 73 millones de euros y expira a 31 de diciembre—, la forma de pago —si se hace por número de tarjeta sanitaria o por los servicios prestados—, y la duración del mismo —el Sergas pretende un período de 10 años—.

La misiva dirigida al consejero delegado de Povisa, concluye reiterando el "compromiso" del Sergas con "seguir trabajando conjuntamente y de forma activa en la definición de un nuevo concierto, con la finalidad de que éste pueda ser firmado lo antes posible" y agrega su voluntad de que pueda ser así "incluso antes del vencimiento de la prórroga del concierto de fecha 29 de diciembre de 2000".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.