El Tribunal Federal de Suiza ha aceptado las medidas cautelares solicitadas por Gas Natural Fenosa contra el laudo arbitral que daba la razón a la argelina Sonatrach.

Según informa la compañía presidida por Salvador Gabarró, las cautelares concedidas hacen que el laudo quede suspendido hasta que se produzca una resolución acerca del caso.

Este laudo, emitido por la corte de arbitraje de París, obligaba a la empresa española a desembolsar unos 1.500 millones por la revisión al alza de los precios del gas y fue impugnado por Gas Natural Fenosa ante el tribunal suizo.

Mientras, Gas Natural Fenosa dice que sigue negociando con Sonatrach acerca de las revisiones de precio previstas en los contratos de suministro de gas, y que espera una "resolución beneficiosa" para ambas partes.