El socio presidente de Roca Junyent Abogados y ponente de la actual Constitución Española, Miguel Roca, ha defendido este miércoles un cambio en el modelo educativo "con fuerza y coraje" que aporte valor añadido a España y liderado por la universidad, "con más innovación, investigación y desarrollo tecnológico", para hacer frente a la crisis y al futuro.

En la conferencia titulada 'Retos y oportunidades' pronunciada en el marco del Foro Empresa 2010 que se celebra en Zaragoza, Roca ha opinado que "no es preocupante el dramático nivel de paro" de España, sino "por donde vamos a generar crecimiento y ser capaces de trasladar nuestra economía a un mundo en condiciones de competir con los mejores", lo que ha calificado como "la revolución del talento".

"O invertimos en talento o no tendremos capacidad de competir, el reto es la formación. El reto es formarnos más y mejor porque, si no, las oportunidades no las podríamos aprovechar, este debe ser el objetivo obsesivo de la acción publico-privada. No tenemos el mejor sistema educativo del mundo, lideramos el fracaso escolar y necesitamos empezar de nuevo en la reforma del sistema educativo con fuerza y coraje", ha aseverado.

Roca ha opinado que, en la actualidad, "nos enfrentamos a una situación en la que un fuerte endeudamiento español y fuerte déficit público ha provocado tensión financiera que se ha proyectado al conjunto del tejido productivo generando una situación de desempleo importante". Frente a esto, ha añadido que "se está operando en una doblé linea: intentar reducir el déficit y generar más ingresos con el incremento del IVA".

Ha añadido que "se ha conseguido dar un respiro"al déficit, no así al endeudamiento "donde las fuertes tasas de deuda de la administración y la familia plantean la necesidad de financiarla con unos tipos de interés que castigan la deuda soberana española en comparación con la de otros países".

Ranking internacional

Sin embargo, Miguel Roca ha indicado que "más grave que todo esto es lo que depende estrictamente de nosotros". "España ha perdido posiciones en el ranking de la competitividad internacional y tenemos unos indices de productividad muy bajos, eso se proyecta en el futuro hacia el horizonte más inmediato sobre el que debemos operar y eso depende exclusivamente de nosotros mismos", ha explicado.

Ha apuntado que "Europa va a tener que prepararse para competir en el mundo, incorporar mucho valor añadido a la producción, no con costes baratos, sino con nuestra mejor calidad y capacidad de generar productos y servicios que puedan competir con los más cualificados del mundo", lo que, a su juicio, pasa por mejorar la formación de los españoles.

Así mismo, en la conferencia se ha referido a si es o no necesaria la reforma laboral y ha expuesto que "no tiene sentido que sigamos discutiendo sobre si la reforma laboral es o no necesaria porque a nadie se le puede ocurrir que, con unas tasas de desempleo como las que tenemos, el marco normativo no tiene que ser cambiante", por lo que "o aprovechamos la flexibilidad y sacamos rigidez a nuestro sistema laboral, o no seremos capaces de abrir el mercado a la potencialidad que puede tener", ha aseverado.

Otros retos a los que debe hacer frente España pasan, a su juicio, por fortalecer Europa porque "no vamos a resolver el problema energético, migratorio o de seguridad al margen de ella"; y por recuperar la confianza en la política porque "nos guste o no, los problemas van a resolverse en clave política, el desinterés no sirve para nada. Europa lo está aprendiendo y España lo debería aprender".

En el capítulo de oportunidades, Miguel Roca ha indicado en la conferencia que una crisis "nunca había cogido a España tan bien equipada como ahora", lo que "debería darnos un cierto optimismo" porque "si miramos hacia atrás, a coyunturas anteriores de las que hemos salido, la actual crisis tiene aspectos menos dramáticos", además de que hemos aprendido "lecciones" como la de que "hay que ahorrar" o haber abierto un debate sobre el Estado de Bienestar o la energía.

Así, se ha mostrado convencido de que "vamos a salir de la crisis" porque "la historia de la humanidad es una historia de progreso, recuperar el ritmo depende mucho de nosotros mismos, no puede ser que la insensatez dure tanto y al final se ha ido estrechando tanto el margen de lo que se puede hacer que es fácil decidir", así como que hayamos aprendido a "tomar las decisiones porque estamos convencidos de ello y no porque lo digan de fuera, es la gran oportunidad de que nos sinceremos con nosotros mismos".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.