La Guardia Civil ha detenido a cuatro presuntos integrantes de una organización que se había especializado en el robo de la recaudación de las máquinas recreativas en diversos establecimientos de ocio, actuando sobre todo en las localidades gaditanas de Chiclana y Conil, aunque se investiga si pudieran haber operado en otras limítrofes.

Según ha explicado la Benemérita en un comunicado, los hechos tuvieron lugar en la noche de este martes, cuando varias personas que se encontraban en un bar de Chiclana alertaron a la Guardia Civil de que habían entrado a dicho establecimiento tres hombres que podrían estar extrayendo el contenido de dos máquinas tragaperras ubicadas en el local.

Varios agentes se personaron en el lugar, comprobando que las máquinas recreativas tenían unos orificios en los laterales, por los que, supuestamente, los detenidos habían introducido un objeto que invalida el sistema de expulsión de monedas de premios, logrando con ello vaciar completamente su contenido.

Por estos motivos, se procedió a detener a los cuatro supuestos miembros de la banda, tres de origen rumano y otro marroquí, que fueron identificados por un guardia civil cuando se disponían a huir del lugar en un vehículo de gran cilindrada.

En el registro del vehículo, los agentes intervinieron 1.055 euros, fruto de su actividad ilícita, así como diversas herramientas supuestamente utilizadas para la comisión de los robos, entre las que se encontraban la masilla negra con la que se cree que tapaban los orificios.

Señala el Instituto Armado que, al parecer, esta actividad ilegal la habrían efectuado en otros establecimientos de las localidades de Chiclana y Conil, aunque no se descarta que hubiesen operado en otras localidades limítrofes. La investigación continua abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.