Un choque lateral entre dos barcos atracados en el Puerto de Motril (Granada) ha provocado la activación del protocolo de seguridad por parte de la Autoridad Portuaria, que en un primer momento llegó a desplegar las barreras anticontaminación por posibles vertidos de fuel, aunque este extremo ya ha quedado descartado.

Fuentes de la Autoridad Portuaria informaron a Europa Press de que el accidente se produjo sobre las 13,15 horas a raíz de que a un Euroferry que estaba atracado en el muelle-dique al objeto de ser reparado se le rompieran los amarres durante una maniobra.

En ese momento, el ferry ha comenzado a desplazarse lateralmente hasta chocar con otro barco de mercancías que estaba atracando justo enfrente descargando trigo. La colisión ha originado un escape de agua en el casco de uno de ellos y, ante la posibilidad de que se tratara de fuel u otra sustancia contaminante, la Autoridad Portuaria ha optado por desplegar las barreras anticontaminación para evitar su salida de la dársena.

Finalmente se ha comprobado que sólo se trataba de una vía de agua y, dado que el incidente no ha afectado a más barcos, se han retirado las barreras y desactivado el protocolo de seguridad, que "ha funcionado perfectamente" solventando la situación en "cuestión de 15 minutos", según añadieron las mismas fuentes.

Por su parte, los dos barcos afectados han sido remolcados hasta el lugar donde habían atracado inicialmente y el recinto portuario ya ha recuperado la normalidad.

Consulta aquí más noticias de Granada.