El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, ha lamentado la reacción del Partido Popular ante el anuncio de que Toledo, Cuenca y Albacete quedarán comunicadas por alta velocidad a partir de diciembre, tal y como ha adelantado el presidente regional, José María Barreda, asegurando que es "una rabieta" dentro de la "estrategia" que lleva a cabo el partido de la oposición.

A preguntas de los medios poco antes de comparecer en la Comisión de Presupuestos, el consejero se ha pronunciado de este modo sobre las manifestaciones realizadas por el diputado del PP Leandro Esteban, quien ha asegurado que el primer beneficiario de esta línea será el presidente regional.

"Es una rabieta del PP, que no podía esperar que dentro de esa nueva línea de AVE se ponga en marcha una línea interesante para Castilla-La Mancha. Buscan una extraña excusa para no aplaudirla, cuando todo el mundo se ha alegrado porque favorece la comunicación interna", ha resaltado el consejero, al tiempo que ha precisado que nunca se había visto la capacidad del AVE para vertebrarnos, "sino para comunicarnos con exterior".

También a preguntas de los medios, sobre la posible suspensión de la línea de tren convencional que une Cuenca con Madrid, tal y como apuntaba el delegado de la Junta en Cuenca, Julián Sánchez Pingarrón ha asegurado que la "noticia es la llegada del AVE a Cuenca" y que esta ciudad quedará comunicada con Madrid en menos de una hora.

"Respecto al tren convencional, Castilla-La Mancha quiere que se mantenga esa línea y Fomento de momento no ha dicho que no vaya a ser así", ha concluido el responsable regional de Ordenación del Territorio.

Consulta aquí más noticias de Toledo.