Los presidentes de Castilla y León y La Rioja, Juan Vicente Herrera y Pedro Sanz, anunciaron hoy que recurrirán ante los tribunales por la vía contencioso-administrativa las entregas a cuenta al considerar que "incumplen" la Ley que regula el nuevo modelo de financiación autonómica.

El recurso se refiere, en concreto, a los fondos de Convergencia y de Suficiencia Global, así en el caso de Castilla y León afectaría a los 211 millones procedentes del primero y al cálculo a la baja del segundo, en torno a unos 500 millones, mientras que La Rioja sólo repercutiría en el de Suficiencia, del que deja de percibir unos 115 millones de euros.

Herrera y Sanz anunciaron estos recursos tras rubricar una adenda al protocolo de colaboración firmado en 2008 entre ambas comunidades. Así, en el caso de Castilla y León se recurrirán los 211 millones de euros del Fondo de Cooperación que tendría que transferir el Ministerio de Economía y Hacienda y el cálculo a la baja del Fondo de Suficiencia al no incluir la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y por la aplicación del ajuste de 2009 y que ha supuesto una merma de unos 500 millones de euros, un 43 por ciento menos que en el año de referencia, 2007, cuando se percibieron 1.272 millones frente a los 727 millones actuales.

Como explicó Juan Vicente Herrera se trata de cuestiones técnicas que se verán fundamentadas en este recurso que presentarán ambas comunidades antes de 5 de diciembre del presente año y, aunque por el momento se desconoce si otras comunidades autónomas se sumarán a esta decisión, sí le consta que hasta diez incorporan en su capítulo de ingresos las entregas a cuenta del Gobierno.

Para el presidente de la Junta de Castilla y León estas cuantías se "deben" y se "niegan", por lo que considera "coherente" la presentación de este recurso.

Por su parte, el presidente de La Rioja argumentó su recurso tras aclarar que el Fondo de Suficiencia global cae en su Comunidad en torno a un 12 por ciento con respecto a 2007, unos 115 millones de euros, lo que, a su juicio, ha dificultado la elaboración de los Presupuestos generales de la Comunidad que ascienden a 1.258 millones de euros.

De este modo, Sanz culpó al Gobierno de financiarse a costa de las comunidades autónomas, a las que, como avanzó, les está "quitando dinero". "Lo más triste es que el gobierno piensa en sí mismo y no se preocupa por los demás, Zapatero es egoísta", aseveró.

Pedro Sanz recordó que tanto La Rioja como Castilla y León tienen una tasa de paro por debajo de la media española, lo que significa que ambas regiones "no están ejerciendo tan mal" las política activas de empleo, al tiempo que exigió al Gobierno el cumplimiento de sus compromisos sobre financiación autonómica.

Finalmente recordó que la obligación del Ejecutivo central es ofrecer las mismas oportunidades a todos los ciudadanos "vivan donde vivan" porque "políticas sectarias y partidistas no contribuyen al desarrollo económica".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.