La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia ha aceptado la cesión de unos terrenos de 92 metros cuadrados que son propiedad de la Diócesis de Cartagena para ampliar el Centro de Visitantes de la Muralla de Santa Eulalia.

El Pleno del Ayuntamiento aprobó en el mes de febrero el Plan Especial que permitirá reordenar la parcela reduciendo la edificabilidad, dejando libre la zona arqueológica y ocultando la medianera actualmente existente.

El Plan Especial contempla que en el resto de la parcela que se reordena (de 54 metros cuadrados) se construya una residencia para sacerdotes.

Durante el proceso que ha seguido el Plan Especial hasta su aprobación no se ha presentado "ni una sola alegación vecinal, contando con los informes favorables de todas las administraciones públicas competentes", según el Consistorio.

Consulta aquí más noticias de Murcia.